PESADILLA: MANTUVO CAUTIVA A SU EX PAREJA DURANTE 3 DÍAS, LA GOLPEÓ, LA ARRASTRÓ DE LOS CABELLOS, LE ROMPIÓ EL CELULAR Y LA AMENAZÓ DE MUERTE PARA QUE NO LO DENUNCIARA

El hecho ocurrió entre el 25 y 28 de enero pasado. La policía rescató a la mujer y detuvo al agresor. La víctima fue obligada a mandar mensajes a sus familiares diciendo que se encontraba bien. Se constataron lesiones en rostro, nariz y cuello

Una mujer vivió una verdadera pesadilla cuando su ex pareja la mantuvo encerrada en su casa durante tres días y le propinó severos golpes, hostigamiento y amenazas de muerte hasta que pudo ser rescatada por personal policial y el agresor fue detenido.
El grave episodio, que fue denunciado en la Comisaría de la Mujer, ocurrió entre el 25 y 28 de enero cuando Jorge Luis Bernal, alias Pino, de 40 años, atacó a su ex pareja de 31 años de edad a quien encerró en su casa ubicada en Barrio El Triunfo cuando fue a llevarle a la hija menor de edad que tienen en común para cumplir con las visitas de rigor, en horas del mediodía del día 25, según consta en la denuncia judicial y de acuerdo con información policial.
En ese momento, la mujer entró a la casa de Bernal quien le insistió para que retomaran la relación y ante la negativa recibió varios insultos, fue obligada a quedarse en la casa y mantenida cautiva contra su voluntad. 
Luego el victimario le arrebató el teléfono celular, se lo revisó y se lo rompió.
A lo largo del fin de semana la mujer fue sometida a una serie de agresiones físicas como bofetadas y golpes de puño en el rostro, la nariz y el cuello. También, en dos oportunidades, el sujeto la tomó del cabello y la arrastró por el piso hasta llevarla a la cama donde siguió golpeándola, tal como señala la denuncia.
Durante esos días, el agresor obligó a la mujer a enviar mensajes a sus parientes para decirles que se encontraba bien.
El día 28, Bernal se fue de la casa, la dejó encerrada, se llevó las llaves y le advirtió: “no me denuncies porque te voy a matar, decí que estamos bien”, se informó.
Pero la mujer se animó a salir del círculo de violencia y finalmente fue rescatada por personal policial. 
Luego, y por orden del juez de Garantías, Gerardo Palacios Córdoba, agentes de la DDI de Trenque Lauquen, comisaría de la Mujer y comisaría Primera realizaron una prolija investigación hasta determinar el lugar donde trabajaba Bernal y hasta allí llegaron con un operativo que terminó en su detención por los delitos de “daño, amenazas agravadas, lesiones leves agravadas y privación ilegal de la libertad”.