UN ENORME VACÍO: A LOS 80 AÑOS SE FUE PACO AZNAREZ

  • Periodista, escritor, dirigente y figura ineludible de la cultura de Trenque Lauquen. Sus restos serán sepultados hoy a las 17:00

Con Francisco Paco Aznárez se va un referente importante de la cultura trenquelauquense, un hombre que marcó trascendentes hitos en el área de la comunicación desde el periodismo, además de haber sido un colaborador permanente de distintas instituciones de la comunidad, entre ellas el club Ferro Carril Oeste, al que presidió e integró sus comisiones directivas, y de la Asociación Amigos del Tango, de la que fue cofundador y participó de sus audiciones radiales a lo largo de 40 años.

Había formado su familia con Teresa Eleno, conformada con tres hijos y nietos. Transitó una dura enfermedad que pudo superar tras una cirugía y hasta último momento participó en la nueva etapa de la Asociación Amigos del Tango, abriendo con el primer programa en Radio Omega. 

Sus restos serán sepultados hoy a las 18:00, según informó la Cooperativa de Electricidad.

En una de sus últimas apariciones televisivas fue conductor, durante dos temporadas, del programa “Gente con historia” por Canal 12, en el que realizó una serie de entrevistas de carácter evocativo a vecinos de la ciudad.

Paco muere a los 80 años recién celebrados, y en ocasión del festejo del último aniversario de la ciudad participó con su palabra del acto central, en representación de la comunidad.

Paco desarrolló su tarea periodística en todos sus niveles: en la gráfica integrando en su momento el staff del diario La Opinión, y posteriormente como habitual columnista; en la radial, desde la época de los altoparlantes callejeros a ser de los primeros locutores y creador de exitosos programas en LU11 Radioemisora del Oeste; y en la televisiva cofundador del entonces circuito cerrado de Timón Cable TV, donde se ocupó de su estructura periodística.

También acometió la tarea de escritor, siendo autor de “El Viejo Trenque Lauquen” y un segundo libro con el mismo nombre al que añadió el subtítulo “La Yapa”, en los que reunió historias, anécdotas, apostillas y curiosidades referidas al acontecer del pasado trenquelauquense. También “Don Pascual”, otro texto de historia.

Fue además un gran viajero, especialmente en varias ocasiones a España, desde donde llegaron sus ancestros.

“Desearía que me reconozcan como un periodista bien intencionado, que trabajé en un pueblo y que hice algunas cosas que valieron la pena”, repetía entre amigos y conocidos…