ANÁLISIS DE LA IMPOSITIVA 2020: BUSCAN SUBIR LAS TASAS Y ACTUALIZARLAS CADA DOS MESES

El proyecto del Departamento Ejecutivo ingresará al HCD en la sesión del viernes. El oficialismo busca aprobarlo lo antes posible. Cómo se modificará cada tasa según el proyecto original. Y cuáles son sus componentes novedosos

El Departamento Ejecutivo presentó un proyecto de ordenanza Impositiva que impone un aumento de la mayoría de las tasas a valores cercanos al 50% y que incorpora una novedosa fórmula de actualización bimestral atada a la suba del salario de los empleados municipales y el precio del gasoil.

Con este esquema novedoso, el Ejecutivo busca ganar previsibilidad en las cuentas con una mejor proyección y asegurarle al empleado municipal una suba salarial actualizada.

La fórmula, denominada Unidad de Medida Impositiva (U.M.I.), es un módulo que se aplicará a todas las tasas que no tienen ya creado un sistema de actualización periódica, como ya lo posee la Tasa por Conservación, Reparación y Mejorado de la Red Vial Municipal.

Se trata de una fórmula polinómica consistente en considerar la variación en el Salario Básico del Empleado Municipal para el Régimen de 30 horas en Categoría 1 como el primero de sus componentes, y el valor del gas oil de las estaciones de servicio YPF de Trenque Lauquen como segundo término de la fórmula preindicada.  Los aumentos de salarios incidirán en un 60% mientras que la variación en el precio del gas oil en el restante 40% de la formula.

La implementación de la U.M.I va a permitir que en el futuro las tasas se actualicen en valores cercanos a la inflación, ya que toma valores concretos y medibles cuantitativamente a escala local, impidiendo que se den casos de actualizaciones desproporcionadas tanto en montos como en el momento de implementación; esta ventaja le da previsibilidad a los vecinos que utilizan estos servicios y al Municipio que es quien debe realizarlos.

La inclusión de estas dos variables en la U.M.I (Salario Básico Municipal y gas oil) se desprende del análisis del costo históricos que contienen los servicios que brinda el Municipio; y el ajuste general se hará de manera bimestral.

Si bien la suba general es cercana al 50%, las actualizaciones de las tasas difieren según el servicio que considere. Por ejemplo, los servicios de barrido, recolección de residuos domiciliario y riego tendrán una actualización del 50%. Por su parte, el consumo básico de agua potable de 10 metros cúbicos se actualiza un 46%, y la escala para consumos mayores un 20%.

La recolección diferenciada de residuos a comercios tiene una reducción del 44% al pequeño, 16% menos al mediano, y solo se actualiza al grande un 5%.

La iniciativa del Ejecutivo va en sintonía con los ya aplicados por la mayoría de los Municipios de la Provincia de Buenos Aires, que en su gran mayoría alcanza valores cercanos o inferiores a la inflación del año 2019, que fue del 54%.