LOS RINDES COMPENSARON LA MENOR ÁREA SEMBRADA DE SOJA, Y UN EJECUTIVO LANZA UN AGORERO PRONÓSTICO

De acuerdo al último informe de la Bolsa de Comercio de Rosario la cosecha de soja alcanzó casi los 18 millones de toneladas, aunque la superficie de siembra fue menor, ya que se implantaron 450 mil hectáreas menos.

Mientras tanto, el presidente de la Cámara que agrupa a la industria aceitera y a los exportadores de cereales (Ciara-CEC), Gustavo Idígoras advirtió un agorero escenario sobre el sector agroexportador. Aseguró que “se va al fracaso total”, y hasta adelantó un desplome lapidario “en el futuro desaparecerá la soja y la Argentina ya es un jubilado de la agricultura”, al señalar un obvio rechazo a las retenciones que en el caso de la soja llegan al 35% y al tipo de cambio actual.

Sobre la actual cosecha, la Bolsa rosarina explicó que los rendimientos promedio fueron de 40,5 quintales por hectárea. El informe destacó que la superficie total en la zona núcleo fue de 4,56 millones de hectáreas, sobresaliendo los campos en el centro y sur de Santa Fé con un incremento del 15%. En el resto de las áreas, se implantó menos soja que en el período pasado, con una reducción de poco menos de 50 mil hectáreas.

Estimó, además que, a pesar de la menor superficie sembrada, la mejora en los rindes compensa esa inferior extensión, que exactamente fue de 17,94 millones de toneladas para el ciclo 2023/24. Eso representa 300 mil toneladas por debajo del promedio de los últimos 15 años.

Alarmante conjetura

Volviendo a las declaraciones de Idígoras, que plantea un crudo panorama para la soja en el futuro, sostuvo que el escenario es “irreversible” por una acumulación de distorsiones en los últimos años y por la competencia global de naciones vecinas y los Estados Unidos. Pronosticó negativamente que “Paraguay se va a convertir en la gran fábrica, detrás de Brasil, y por eso en pocos años el polo industrial del Gran Rosario no va a tener ningún sentido de existir”.

Añadió el ejecutivo Ciara-CEC, entidad que agrupa a empresas que canalizan más del 60% de las exportaciones de la Argentina que “mientras Paraguay es una topadora, Argentina es un jubilado de la agricultura, porque hace 15 años que estamos absolutamente estancados en la producción de soja”.