CONDENAN A 3 AÑOS DE PRISIÓN A UN LADRÓN QUE ROBÓ EN UNA CASA Y FUE ATRAPADO CUANDO IBA A COMETER OTRO ATRACO ESE DÍA

El fallo consideró además su condición de reincidente. Los hechos sucedieron el 21 de marzo de este año. El primer hurto fue a las 5:20 y el intento del segundo a las 7:20. Fue atrapado cuando se escondía detrás de un colchón en una casa lindera al último objetivo

El Tribunal Oral Criminal N° 1 condenó a la pena de 3 años de efectivo cumplimiento tras las rejas a un delincuente que robó en un domicilio, intentó perpetrar otro hecho en un gimnasio y finalmente fue atrapado por la policía cuando se escondía detrás de un colchón en el galpón de una vivienda a donde había entrado para escabullirse de la persecución.

La condena fue firmada por el juez Marcelo Centeno, en un fallo con intervención unipersonal del TOC N° 1, en un juicio abreviado, contra Héctor Raúl Coria por los delitos de “hurto calificado por escalamiento, robo calificado por escalamiento en grado de tentativa y violación de domicilio”.

centeno

Coria sumó entre los agravantes su situación de “reincidente” delictual ya que tenía una condena previa de 6 meses de prisión por otro delito de “hurto y violación de domicilio” con competencia del Juzgado Correccional N° 1 a cargo del magistrado Juan Martín Garriz.

En este caso, el juez Centeno encontró responsable a Coria de hechos delictivos ocurridos el 21 de marzo de este año, un caso investigado por la UFI N° 5, a cargo del fiscal Manuel Iglesias.

En el primero de los atracos, siendo las 5:20 de la madrugada, Coria escaló un tapial de 2 metros de altura, ingresó a una vivienda de Emiliano Saenz N° 844 de la ciudad de Trenque Lauquen y sustrajo del garaje varios elementos, entre ellos un par de guantes de box, una bicicleta mountain bike y una garrafa de gas de 10 kilos.

El mismo día, un rato más tarde, cerca de las 7:20, se comprobó que Coria ingresó por el portón del frente al patio del Gimnasio Wellness Gym, en Mitre N° 271, rompió un vidrio con la intención de ingresar y perpetrar un atraco, aunque no pudo lograrlo porque en ese momento llegó la Policía. Al advertir la presencia de los efectivos, Coria se dio a la fuga escalando un tapial lindero e ingresó al patio de una vivienda, sin el consentimiento de la propietaria.

Finalmente fue aprehendido dentro del garaje, escondido atrás de un colchón de dos plazas.

comisaria exterior

“Merced a un llamado telefónico al 911 y la eficaz intervención de las fuerzas de seguridad, se logra fundar con absoluta certeza la responsabilidad penal del acusado, toda vez que la rápida presencia de los agentes policiales en el ámbito espacial donde desplegó dos de los hechos imputados permitió la concreta aprehensión del mismo cuando procuraba ocultarse para no ser descubierto en su designio criminal y su concreta vinculación con la sustracción de los objetos denunciados”, subrayó el magistrado en su veredicto condenatorio.