DICTAN PRISIÓN PREVENTIVA PARA EL PRESUNTO ATACANTE DE LA FAMILIA AGUAYO Y PIDEN CUPO EN UNA UNIDAD PENITENCIARIA

Está acusado de graves delitos con penas superiores a los 13 años. Se mantenía detenido en una Comisaría y ahora será trasladado a una Unidad Penal, desde donde continuará el proceso judicial

La Justicia de Trenque Lauquen dictó la prisión preventiva para el presunto atacante de la familia Aguayo y pidió cupo al Servicio Penitenciario Bonaerense para que sea trasladado y alojado en una cárcel, a la brevedad.

La medida judicial fue dictada por el Juzgado de Garantías N° 3, a cargo de la magistrada Alicia Cardosii, a pedido de la UFI N° 5, cuyo titular es el fiscal Manuel Iglesias, en una causa por los delitos de “tentativa de robo calificado por efracción por uso de arma de fuego y por las lesiones producidas en concurso real con portación ilegal de arma de guerra”.

tribunales TL1

De esta manera, Gian Franco Carena, de 20 años, ahora seguirá el proceso penal en una unidad carcelaria.

Si bien el arma que habría utilizado para atacar a la familia y que le produjo graves lesiones en una de sus manos a Ignacio Aguayo no fue hallada hasta el momento, en las últimas horas se sumó al expediente judicial un peritaje realizado por la Policía Científica de Trenque Lauquen que robusteció la hipótesis que en ese intento de atraco se usó la escopeta que fuera sustraída a la Policía en un operativo de allanamiento, días atrás.

Se trata de una pericia balística donde se compararon las vainas servidas encontradas en la casa de Aguayo con las de un arma que tiene en su poder la Policía de las mismas características y perteneciente al mismo lote y la misma procedencia. Se hicieron disparos experimentales que permitieron hacer las comparaciones y determinar que sería la misma arma.

allanamiento noche

Recordemos que el domingo 16 en horas de la madrugada, Ignacio Aguayo y su esposa escucharon ruidos en la vivienda donde dormían, en el barrio Don Felipe, y al salir al pasillo la víctima fue atacada con un tiro de arma de fuego, presumiblemente una escopeta 1270, y recibió una grave herida en la mano afectando dos de sus dedos. Luego se atrincheró en la pieza junto a su pareja y el acusado volvió a descerrajar otro disparo del otro lado de la puerta, para luego escaparse sin robar nada.

La investigación terminó de orientarse hacia el sindicado tras una serie de allanamientos realizados por personal policial de distintas fuerzas, con refuerzos de la región, y luego de una paciente labor de peritaje de la Policía Científica de Trenque Lauquen.