EL LUNES QUEDARÁ VALLADO EL PERÍMETRO DE LA PLAZA SAN MARTÍN PARA INICIAR LA PRIMERA ETAPA DE LA REMODELACIÓN

El Municipio desarmará las farolas, quitará los bancos y levantará el embaldosado. El vallado no permitirá el estacionamiento de vehículos en ninguna de las cuatro aceras y tampoco la circulación peatonal

plaza9

El próximo lunes a primera hora de la mañana el Municipio vallará el perímetro de la Plaza San Martín, conformado por las calles Villegas, Uruguay, San Martín y Oro, para dar comienzo a los trabajos correspondientes a la primera etapa de la obra de remodelación de ese espacio público.

El vallado no permitirá el estacionamiento de vehículos en ninguna de las cuatro aceras y tampoco la circulación peatonal, ya que personal del área de Infraestructura empezará a desarmar las farolas, retirar los bancos de hormigón, levantar el embaldosado y construir la base dejando preparada la superficie para la colocación del nuevo piso.  

Desde el Municipio se solicita a los vecinos que suelen dejar estacionados sus vehículos durante la noche en el perímetro mencionado o a quien pueda llegar a hacerlo eventualmente, que el domingo después de la medianoche ya dejen liberada el área.  

PLAZA PRINCIPAL

La primera etapa de la obra se ejecutará con fondos gestionados por el intendente municipal, Miguel Fernández, en el marco del programa “Argentina Hace”, mediante un convenio con el Gobierno nacional.

Las obras responden a los lineamientos del proyecto ganador del concurso impulsado en 2014 por el Municipio y el Colegio de Arquitectos Distrito Nº 7 para la remodelación de la plaza, un tema en el que el Intendente Municipal venía trabajando desde 2019 para conseguir los recursos necesarios para su concreción.

“Esta es la intervención principal de esta primera etapa dentro del proyecto general que resultó ganador en 2014, cuando se organizó un concurso provincial con el Colegio de Arquitectos Distrito VII”, dijo el arquitecto Cristian Rabasa, subsecretario de Obras Públicas y Planificación del Municipio, para recordar que “el jurado, en aquel momento, estuvo integrado por especialistas y contó con la participación de una paisajista de Buenos Aires y otros profesionales con amplia trayectoria en la temática”.

plaza san martin proyecto

Rabasa señaló que “los trabajos a realizar en la plaza seguirán los lineamientos de este proyecto ganador que como elemento novedoso propone la ejecución de una explanada central, un pavimento que parte del volumen principal de la Municipalidad, el más alto, hacia la calle San Martín y atraviesa la plaza y se va adaptando con los árboles que van quedando dentro de esa explanada”.

También explicó que “este trabajo no se ejecutaría en su totalidad en esta primera etapa, excepto por las partes que se interceptan con el perímetro”, y dijo que “esa explanada central se utilizaría para la realización de actos públicos, eventos y ferias (cuando se pueda volver a la normalidad)”.

“Sería una superficie útil mayor para la realización de actividades y además va a ir acompañando de bancos y en los bordes, habrá canteros con flores que serían elementos futuros a construir”, agregó.

Entre los componentes más destacados e interesantes del proyecto Rabasa apuntó “al pavimento que partirá desde el centro de la Plaza hacia la Iglesia, y también las diagonales, que hoy son rectas, y que se van a reemplazar por más espacio verde, más árboles y por unos caminos zigzagueantes acompañados por bancos y macizos florales”.

Asimismo comentó que “uno de los componentes que quedó libre en el concurso para que lo definiera cada participante y que fue tema de debate entre los historiadores, tiene que ver con decidir si el centro de la plaza que lo ocupa el monumento a San Martín se dejaba así o se proponía otra cosa”.

plaza san martin proyecto intervencion

“El proyecto ganador optó por moverlo y hacer un nuevo conjunto escultórico no solo con el monumento a San Martín sino también con las placas y otros elementos, acompañado por un espejo de agua y un monumento a San Martín más bajo y más cerca de la gente, y el centro, quedaría en un nivel que hoy ocupa el techo de los transformadores de la Cooperativa de Electricidad, que no se moverían, y retoma lo que había antes del año 1955, que era una antigua glorieta, ahora sin techo y de líneas más actuales para el uso de la gente”, precisó.

“Este es un cambio rotundo e importante que el proyecto ganador lo propuso y en aquel momento fue muy interesante el debate que se generó entre historiadores locales en el marco de una jornada de participación ciudadana“, sostuvo Rabasa, quien dijo que “ahora no está previsto realizar esta parte del proyecto pero sería interesante ver lo que se habló y lo que se puede decir hoy al respecto”.

Previo a esta primera etapa de intervención en la Plaza se habían realizado algunas obras que formaban parte de los trabajos preliminares de la primera etapa del proyecto, como la nivelación de los montículos y el retiro de los rosales.