EL MUNICIPIO INICIÓ LA REPARACIÓN DE LAS VEREDAS EN LA ZONA CÉNTRICA

Las tareas se iniciaron en San Martín y Paso. Son 3 mil metros cuadrados que hay que reponer tras rescindir con la contratista que no terminó el trabajo

Tras la firma del convenio entre el Departamento Ejecutivo con la Dirección Provincial de Agua y Cloacas (DIPAC) y la empresa Leymer S.A., el Municipio comenzó en la intersección de las calles San Martín y Juan José Paso la obra de recolocación de veredas en la zona céntrica de la ciudad cabecera.

Por estos trabajos, tal como se acordó en su momento, la Comuna recibirá como contraprestación tres millones de pesos pagaderos por la mencionada firma mediante el uso de maquinaria por 1.000 horas efectivas con diferentes destinos y una parte de los materiales.

De esta manera el Municipio se hace cargo de la obra inconclusa de recolocación de veredas que había dejado la firma mencionada una vez finalizado el recambio de las cañerías de agua y cloacas.

“Comenzamos en San Martín y Paso, pero son 3.000 metros cuadrados los que hay que reponer. La empresa (Leymer) había comprado material, ya recibimos una parte y nos está por llegar el resto. La idea es ir recambiando la vereda en función de los materiales que tenemos, y luego se irán adquiriendo los faltantes”, indicó el subsecretario de Obras y Servicios Públicos, Miguel Bulián.

El funcionario explicó que la tarea a realizar es compleja y se irá completando con un cronograma particular porque las veredas tienen diferencias de tamaños y de tipo de baldosas, no son todas iguales en la misma cuadra.

“Ahora empezamos a trabajar con una cuadrilla y a medida que tengamos los materiales vamos a sumar una cuadrilla más”, afirmó.

VEREDASLa obra para el recambio de las cañerías de agua y cloacas en la zona céntrica y posterior reparación de vereda había sido licitada y adjudicada por el ministerio de Infraestructura de la Provincia a través de la contratista Leymer S.A.

Esa última etapa, la de recolocación de veredas, es la que no se cumplió, y la que motivó numerosos reclamos del Intendente Miguel Fernández ante la DIPAC, primero para que se aceleraran los tiempos de resolución de la empresa y después, en busca de una alternativa que le permitiera al Municipio tomar el control de una situación ajena a su responsabilidad, pero que necesitaba una solución definitiva.

Como resultado de esas gestiones, se definió que la Comuna ejecutaría el recambio de las veredas.

SERVICIOS

La renovación de la red de agua implicó el recambio de 6.600 metros lineales de cañería de hormigón por una moderna de PVC de 75 mm de diámetro, y la de la red de desagües cloacales se renovó en una extensión de 900 metros con caños de PVC de 160 mm de diámetro.

La red de agua y cloacas de la zona céntrica era la más antigua de la ciudad y se calcula que esos caños de cemento tenían más de 40 años.