“FICHA LIMPIA”: EXIGIRÁN NO TENER ANTECEDENTES PENALES PARA SER EMPLEADO MUNICIPAL Y DISPONEN HASTA LA CESANTÍA POR CASOS DE VIOLENCIA DE GÉNERO

El HCD aprobó una modificación en el Estatuto a tono con la Ley de Protección Integral de las Mujeres. También se podrá “inhabilitar” a un empleado por causas de violencia de género

La Comuna de Trenque Lauquen puso en vigencia una modificación al Estatuto del Empleado Municipal que exige desde ahora un certificado de antecedentes penales libre de delitos para ser contratado y establece una serie de sanciones hasta llegar a la cesantía contra aquellos trabajadores que cometan “prácticas violentas contra las mujeres o de violencia de género”.

 

IMG 20180308 093809601

Se trata de nuevos criterios incorporados mediante la ordenanza 5061 sancionada por el Concejo Deliberante este año donde se disponen una serie de medidas en consonancia con la Ley de Protección Integral de las Mujeres.

La normativa establece que para ser considerado “admisible” el futuro trabajador deberá presentar un “certificado de antecedentes penales que acredite no poseer antecedentes o procesos penales dolosos pendientes”.

También se dictamina que aquel empleado que ya cumpla funciones podrá ser “inhabilitado” en caso de que “estuviera imputado en una causa penal por delitos contra la integridad sexual hasta que no medie sentencia firme absolutoria”.

mujer golpeada
Imagen ilustrativa

Además, menciona que podrá “sancionarse hasta con cesantía al agente que esté condenado por delitos contra la integridad sexual en cualquiera de sus formas y grado de participación”.

Y ordena que también podrá aplicarse medidas hasta una eventual cesantía a “quienes en el ámbito de trabajo ejerzan conductas, disposiciones, criterios o prácticas violentas contra las mujeres o de discriminación de género, violencia laboral que obstaculice su acceso al empleo, contratación, ascenso, estabilidad o permanencia en el mismo, que les ponga en desventaja, de manera directa o indirecta, u ocasione una relación desigual de poder, que afecte su vida, libertad, dignidad, integridad física, psicológica, sexual, económica o patrimonial”.