CAUSA DE RESIDUOS PATOLÓGICOS: SE TIRAN EN EL BASURAL “DESDE HACE VARIAS INTENDENCIAS”

Los testigos habrían confirmado también que el horno pirolitico es el mismo que Barracchia compró en 1994. El fiscal aguarda informes técnicos. Se tiran 600 kilos de residuos de hospital y otros por día

patologicos policia ambientalLa causa penal en la que se investiga la denuncia por los residuos patogénicos hallados en el basural municipal de Trenque Lauquen avanzó esta semana con las declaraciones testimoniales de empleados del PROLIM y el basural quienes relataron el funcionamiento del sistema de recolección e incineración.

De acuerdo a los testimonios que se tomaron en la sede de la Fiscalía, los empleados confirmaron que los hornos que queman los residuos patogénicos habrían funcionado a pleno sólo en la primera etapa de gobierno del ex intendente Jorge Alberto Barracchia y que por lo menos desde hace muchos años que dejó de hacerse el proceso de forma regular y bajo protocolo ambiental.

Los testigos habrían coincidido en que los hornos que hoy se usan en el PROLIM son los mismos que el municipio compró en 1994, y que su vida útil estaría ampliamente superada desde hace ya mucho tiempo.

Además, explicaron al fiscal Manuel Iglesias, que lleva adelante las actuaciones, que la basura patológica, al no poder incinerarse de manera habitual, se tira al basural frecuentemente, y que esto habría sucedido en las intendencias o administraciones anteriores.

patologicos policia ambiental1

También comentaron que los hornos del PROLIM ya no tienen la capacidad que requiere la dimensión actual de la ciudad, que produciría cerca de 600 kilos de residuos patogénicos por día. Y que se trata de un problema que afecta a gran parte de los distritos de la zona, constituyéndose en un problema regional.

Mientras tanto, la fiscalía ya incorporó al expediente los informes y las actas labradas por la Policía Ambiental en la inspección ocular realizada en el basural y la medida practicada en el PROLIM, días atrás. En esos informes se constata con certeza la presencia de residuos patogénicos y el actual funcionamiento del horno pirolítico. Queda pendiente que lleguen más volumen informativo por parte del organismo, como por ejemplo las filmaciones, fotografías geo referenciales y fotos tomadas en el lugar.

En los próximos días, y por la vía administrativa, se espera que una posible inspección del OPDS, que ya fue notificado de la situación por parte de la Policía Ecológica y de Residuos Peligrosos.

La fiscalía deberá demostrar si con toda esta situación se produjo contaminación y si esa contaminación causó daño al ambiente o lesiones en la salud de la población. Y que esto pueda ser atribuido a los residuos patológicos efectiva y fehacientemente.

También podría evaluar la posibilidad de una sanción por incumplimiento de los deberes del funcionario público, aunque esta figura penal requiere demostrar que se arrojó la basura deliberadamente para producir daño en el ambiente o la salud, como una acción dolosa; y no que fue una opción administrativa ante los inconvenientes del funcionamiento de los hornos de incineración.