SE FUE POLO: EL RECUERDO DE LEOPOLDO IRRAZÁBAL, UN GAJO DE LA CULTURA DE TRENQUE LAUQUEN

Falleció a los 80 años. Fue guitarrista y cantor. Integró el célebre conjunto instrumental y vocal “Los Kcocho Massi”, que ocupó los primerísimos lugares de la escena nacional

cocho

Otra gajo de la cultura trenquelauquense acaba de desprenderse con la muerte este sábado 31 de agosto de Leopoldo “Polo” Irrazábal, a la edad de 80 años. Su vida transcurrió fundamentalmente dedicada a su gran pasión por la música, que con la ejecución de la guitarra y su voz lo volcó esencialmente al folclore.

En su etapa de mayor brillo su figura se funde en la integración, junto a los hermanos Roberto, Enrique y Miguel Heuguerot, del célebre conjunto instrumental y vocal “Los Kcocho Massi”, que ocupó los primerísimos lugares de la escena nacional, primordialmente en la década del ’70, cuando el folclore pisaba fuerte en las preferencias populares, épocas de Chalchaleros y Fronterizos.

Los Kcocho Massi fueron distinguidos en 1975 como revelación del mayor festival del género, el de Cosquín, lo que le abrió las puertas a ser contratados para otras presentaciones en años suscesivos en dicho evento y en otros, actuaciones en la principales radios y la televisión nacional, además de dejar grabados algunos discos.

polo
foto de Silvia García

El Concejo Deliberante local homanajeó al conjunto designando a una de las calles de la ciudad con su nombre, y fue Polo el encargado de recibir de manos de los concejales la resolución pertinente, ocasión en la que se explayó sobre la  trayectoria de la formación, con el añadido de jugosas anécdotas.

Polo continuó como solista, a la disolución de Los Kcocho Massi, participando generosamente con su guitarra y su voz, en la ciudad y la región, en los numerosos espectáculos a los que era invitado.

cocho1

En noviembre de 2004, se sumó a un grupo de históricos músicos y cantantes trenquelauquenses para dejar grabado el CD “Palabras Mayores”, con el que el diario “La Opinión” celebró sus 85 años de vida. En ese disco, Polo se lució interpretando “Alambrado de veranada”.

Paralelamente desarrolló una intensa actividad deportiva como futbolista, integrando, entre otros, el plantel de Las Guaquitas, basquet en sus años más juveniles, y pedestrismo hasta no hace mucho, donde se lo veía correr por la calles de la ciudad en distintas competencias, entre ellas, la clásica Maratón de Reyes.

polo1
foto de Juan Carlos Artigas

Los restos de Polo ya descansan en el Cementerio Parque, donde familiares y amigos lo acompañaron en la despedida final.

Por HERNÁN SOTULLO para DataTrenque

Periodista – Escritor