SOLIDARIO: EL 5° DEL MUNDO DEL TENIS PARA CIEGOS DIO UNA EXHIBICIÓN A BENEFICIO DE ANIN

Jorge Planes es de Trenque Lauquen y actualmente vive en Capital Federal. Estuvo junto al profesor Gastón Labaronnie, también trenquelauquense. Fue en el Polideportivo. El público pudo hacer la experiencia de jugar a ciegas

tenis planes

El quinto mejor jugador del mundo de tenis para ciegos, Jorge Planes, y su entrenador, Gastón Labaronnie, ambos trenquelauquenses, brindaron una exhibición a beneficio de ANIN y compartieron con los vecinos la experiencia del deporte.

La actividad se llevó a cabo este sábado en el Polideportivo Municipal y fue a total beneficio de ANIN. La entidad logró recolectar alimentos no perecederos y otras donaciones que servirán para cubrir parte de la demanda de sus actividades para ayudar a mamás de escasos recursos con hijos pequeños o bebés.

tenis
Planes, Labaronnie, Barbas (de izquierda a derecha)

En la actividad, de la que también participó el director de Deportes municipal, Sergio Barbas, Planes y Labaronnie mostraron cómo se practica este deporte, y luego invitaron al público a participar colocándose un antifaz y con una raqueta (que es de dimensiones especiales) debían darle a una pelota de tenis con sonido.

En la oportunidad, Barbas le entregó a Planes, en nombre del Municipio, una placa en braile de reconocimiento.

“Fue una linda actividad compartida con la comunidad, donde fue impresionante ver a Jorge a pleno cómo domina el deporte, un lujo tener al número 5 del mundo haciendo una actividad solidaria en su pueblo, y mucha gente se animó y probó de qué se trata este deporte”, comentaron desde ANIN a DataTrenque.

Jorge Planes es oriundo de Trenque Lauquen y actualmente radica en Córdoba. Participó de la selección nacional de blind tennis (tenis para ciegos) y además quedó en 2019 en el quinto puesto del ranking mundial del deporte. 

El tenis para ciegos se juega en una cancha de las mismas dimensiones del bádminton, demarcada por una soga para tener noción de la línea al tocarla, con raqueta de tenis junior, y una pelota de esponja con sonajeros, cuyo sonido que permite orientar su dirección al momento de picar. Es cada vez más practicado por personas no videntes y con visión disminuida, y se puede iniciar a cualquier edad.