CASO GALEANO: PIDEN 6 AÑOS DE PRISIÓN PARA APONTE Y LA DETENCIÓN AL MOMENTO DEL FALLO

También 10 años de inhabilitación para conducir. En tanto, la defensa declaró su inocencia, pidió la absolución o una pena mínima sin cárcel. El veredicto se conocerá el 7 de noviembre próximo

juicio fiscal vicente

El fiscal que investigó la muerte del joven Gastón Galeano en un accidente de tránsito en el acceso de 30 de Agosto pidió la pena de 5 años y 6 meses para cumplir en la cárcel, la inhabilitación por 8 años para conducir vehículos con motor y la detención inmediata al momento del veredicto para el único imputado en la causa, Luis Víctor Aponte, por el delito de homicidio culposo agravado por la fuga del lugar del hecho.

En tanto, el abogado defensor de la familia de la víctima, Víctor Hugo Rojas Centurión, fue más duro aún y pidió la pena máxima que estipula ese delito configurado en el artículo 84 bis del Código Penal y solicitó la pena de 6 años de prisión de efectivo cumplimiento y 10 años de inhabilitación para conducir al considerar que el fallo condenatorio para Aponte “debe ser una sentencia que haga ejemplo porque no hay nada peor para un padre que la pérdida de un hijo, agravado por las maniobras posteriores realizadas por quien cometió el hecho”.

Por su parte, la defensora oficial Liliana Paz, declaró que Aponte es inocente, que no está probada la materialidad del hecho ni su presencia en el lugar del incidente y en consecuencia pidió la absolución del imputado o la posibilidad de ser liberado por el “beneficio de la duda”, o, en caso de que el fallo fuera condenatorio, la pena mínima del delito imputado que es de 2 años en suspenso, sin pena de cárcel.

juicio galeano aponte 2

La abogada de Aponte cuestionó en serios términos el trámite de la investigación, dijo que “quedaron muchos cabos sueltos” que generan profundas dudas sobre los daños de la camioneta y la ubicación del imputado en el lugar del hecho. Reconoció que la camioneta secuestrada en la pesquisa es la de Aponte pero lanzó sospechas sobre cómo se produjeron los daños ya que hubo un dueño anterior del rodado que no fue investigado y porque al momento del secuestro por parte de la policía en Córdoba, el rodado “ya hacía un mes que no lo tenía en su poder Aponte”.

Además, cargó duro contra una pericia de confronte de accidentología que, según su mirada, “no arribó a ninguna conclusión y no respetó los mínimos protocolos”, por lo que la calificó de “pseudo pericia”.

Ese mismo estudio es el que la parte acusatoria utilizó fuertemente para sostener su hipótesis, ya que revela varias cuestiones clave que ponen a la camioneta en el lugar del hecho: el rayón debajo de un espejo retrovisor que podría ser del manillar de la moto de Gastón Galeano; la transferencia de pintura; el abollón en el guardabarro; una marca en una puerta que podría corresponder con la altura del pedalín de la motocicleta de la víctima; y daños en una puerta y el parante, entre otras cuestiones.

juicio galeano aponte 1

Para la abogada defensora, está claro que Aponte estaba en una sala velatoria, acompañado por su esposa y parte de su familia, despidiendo los restos de un primo llamado Francisco Robles. Y se basó en testimonios para sostener la teoría.

Pero el fiscal y el abogado de la familia, usando los mismos testimonios, aseguraron que Aponte pudo haber estado en los dos lugares en distintos momentos ya que los testigos no pueden precisar horarios y algunos dicen haberlo visto por la tarde y otros por la mañana.

La defensa rechazó también la pericia que marca que la huella que fue hallada en el acceso Padre Dutra pueda corresponder a la camioneta Ford Ranger de Aponte y utilizó el testimonio del camionero que también participó ese día del siniestro para argumentar que tal vez pueda corresponder a la frenada de la moto de Galeano, quien pudo haberse caído, según argumentó ante el TOC.

Este fue un momento de mucha tensión, ya que los padres y la familia del joven malogrado no soportaron el argumento y el papá de Gastón se levantó de la silla y se retiró de la sala luego de decir en voz alta “yo tengo un hijo muerto”.

El clima de esta audiencia fue el más tenso de las tres de debate oral, donde la familia reaccionó en varios tramos de los alegatos y Luis Víctor Aponte eligió decir unas pocas palabras, aunque entre lágrimas secándose con un pañuelo (VER NOTA APARTE).

frente tribunal caminando

Para el fiscal Vicente y el abogado Rojas Centurión la causa es robusta y la pesquisa sólida para determinar la culpabilidad de Aponte en la muerte por accidente de Gastón Galeano y acusaron al imputado de “enmascarar” la camioneta para evitar ser perseguido y descubierto como autor del hecho, mientras que la defensa planteó dudas sobre la investigación.

La decisión ahora está en manos del juez Pedro Alejandro Gutiérrez, quien se tomará 3 semanas para repasar el voluminoso expediente que ya tiene estudiado, volver a valorar los testimonios vertidos en las audiencias orales y finalmente dar un veredicto.

El fallo se dará a conocer el próximo jueves 7 de noviembre a las 12:30 en la sala del TOC Unipersonal.