CON SIGILO SE LLEVÓ $6.500 DE UN TALLER PERO QUEDÓ ESCRACHADO POR LAS CÁMARAS Y LO ATRAPARON

El local está sobre el acceso Perón. El delincuente se movía en bicicleta. Cuando la Policía lo aprehendió estaba sustrayendo elementos de limpieza del baño de una estación de servicio del centro y le sumaron ese hurto al primero en el expediente judicial

Un delincuente aprovechó una distracción de los empleados de un taller mecánico para ingresar con sigilo sin que nadie lo viera, meterse en las oficinas, sustraer de un cajón $6.500 en efectivo y darse a la fuga, en bicicleta.

Pero cuando Adrián Arango, el dueño del taller “Pereyra Rozas” ubicado sobre el acceso Juan Domingo Perón, advirtió el faltante de plata recurrió a la grabación de las cámaras de vigilancia instaladas en el predio, observó cada movimiento en detalle y detectó al ladrón. Con esa cinta en mano hizo la denuncia en la Comisaría Primera.

Rápidamente, la Justicia impartió orden de buscar al sujeto. Fueron a su casa en el barrio Indio Trompa, allanaron y no lo encontraron. Más tarde, agentes de la Comisaría Primera y DDI lo encontraron saliendo de uno de los sanitarios de la estación de servicio YPF San Martín, ubicada en la zona céntrica, y lo aprehendieron.

Al requisarlo no encontraron los 6.500 pesos, pero sí una serie de elementos de higiene que había sustraído segundos antes del local de combustibles. 

Por tal motivo, el sujeto, identificado como Rubén Fabián Rosino, alias Pelusa, de 51 años, quedó aprehendido por los dos hurtos y fue alojado en los calabozos de la dependencia policial local.