EL “ÁRBOL DEL AMOR” DE LA PARROQUIA TE PROPONE AYUDAR A UNA FAMILIA A PASAR UNA CENA DE NOCHEBUENA SOLIDARIA

Hay que retirar un corazón del pino del templo parroquial. Cada corazón representa una familia para que reciba una caja con la comida, bebida y postre para la mesa del 24 a la noche

La Parroquia Nuestra Señora de los Dolores está proponiendo nuevamente esta Navidad ayudar a las familias de menores recursos de nuestra ciudad a tener una cena de Nochebuena distinta, con un rico plato de comida en su mesa, y por eso armó el “árbol del amor”.

La propuesta es acercarse al templo parroquial donde está armado un pino con espíritu navideño donde en sus ramas hay colgados corazones de colores rojos y blancos. Cada uno de ellos representa una familia o una persona que necesita una colaboración especial para que la cena de Nochebuena o el almuerzo de Navidad sea particular, distinto, rico y solidario.

arbol del amor

Las personas que puedan colaborar deben llevarse un corazón, anotar el número indicado con la gente de la organización y preparar una caja con un menú para la cantidad de personas que indica el corazón. Puede ser un vecino solo, alguna familia de 5 integrantes, alguna mamá con sus hijos… Cada corazón representa a una familia con necesidad.

La consigna es armar la cena y dejarla lista para ser servida. Para completar la caja se sugieren comidas sencillas como un pollo al horno, algo de parrilla, acompañado por ensaladas, una lata de duraznos en almíbar, turrón, garrapiñadas, pan dulce, etc, una bebida para la cena y una bebida para el postre.

Las cajas con la cena navideña del “árbol del amor” deberá ser entregado el día 24 de diciembre de 8:00 a 10:00 de la mañana en el gimnasio del ex Jardín Corazón, en la calle Gobernador Irigoyen al 255, con el corazón que corresponde al compromiso tomado.

Hay casi 200 familias esperando la solidaridad y el amor de cada uno que pueda participar de esta experiencia inolvidable de acompañar a los que menos tienen en una noche tan especial como la llegada del Niño Jesús…