EL TRIBUNAL CRIMINAL DISEÑÓ UNA CLÁUSULA DE REASEGURO QUE SE AGREGA A LAS EXIGENCIAS A CUMPLIR ANTES DE OTORGAR UN ARRESTO DOMICILIARIO

Es una medida inédita en la Justicia bonaerense. Funciona como una exigencia que da garantías al magistrado que deba decidir sobre estos beneficios. En el Departamento Judicial se otorgaron apenas 14 de 180 solicitudes presentadas

frente tribunal caminando

En una medida inédita para la provincia de Buenos Aires, el Tribunal Oral Criminal N° 1 de Trenque Lauquen elaboró un esquema de “recaudo asegurativo” para relevar información confiable que permita tener elementos que definan un arresto domiciliario para los internos de Unidades Penales que reciban ese beneficio, y que funciona como “visita social” previa a la decisión final del magistrado.

Si bien los jueces de las distintas instancias del Departamento Judicial de Trenque Lauquen otorgaron solo 14 arrestos domiciliarios sobre 180 solicitudes realizadas, y en todos los casos fueron personas privadas de su libertad que se encuentran entre los grupos de riesgo por el virus Covid-19, con penas próximas a ser cumplidas y sin haber cometido delitos contra la vida, la integridad sexual o con abuso de armas, el TOC N° 1 incluyó una especie de “cláusula” que permite aún más certezas sobre la situación del interno durante su estadía fuera de la Unidad Penal correspondiente, mientras se extienda el período de restricciones de la pandemia.

centeno

El esquema de “recaudo asegurativo” que diseñó el Tribunal de Trenque Lauquen bajo la presidencia del juez Marcelo Centeno, logra establecer datos concretos y confiables de la vivienda familiar ofrecida para cumplimentar el arresto domiciliario.

La “cláusula” incluye 7 puntos a ser cumplimentados por agentes policiales del distrito del encausado o, idealmente, por una trabajadora social, con el espíritu de descartar en principio que el núcleo familiar básico del domicilio del arresto domiciliario llegase a ser un factor de riesgo para el beneficiado en función de no haber adoptado o tomado las precauciones para protegerse y evitar la propagación del virus.

Los 7 puntos son:

1) características de la vivienda, con la indicación específica si posee la provisión de servicios básicos.

2) cantidad de personas que actualmente viven allí, especificándose si alguna de ellas ha presentado o no síntomas que hicieran sospechar sobre una posible infección de coronavirus (tales como fiebre, tos y dificultad para respirar) o pérdida súbita del sentido del olfato y del gusto en los últimos 21 días.

3) Posibles contacto de algún integrante del grupo familiar con una persona infectada o que haya permanecido en una región de riesgo particularmente afectada;

4) Si el grupo familiar ha implementado medidas preventivas y de resguardo contra la Pandamia Covid -19

5) Se consulte los garantes si prestan conformidad y se encuentran en condiciones de brindarle debido alojamiento al encausado.

6) En caso afirmativo, hágasele saber a los garantes que ante la eventualidad de que el imputado transgreda la permanencia y salga de la vivienda sin encontrarse autorizada por el Tribunal Criminal, inmediatamente deberá informar esa circunstancia a la Comisaría a fin de que adopten las medidas pertinentes.

7) En la medida de las posibilidades, se encomienda acompañar al informe una/s  captura/s o imagen/es fotográfica/s panorámica/s obtenida/s mediante dispositivo móvil  de la vivienda donde se implementaría el arresto domiciliario.

Durante la cuarentena, el Tribunal Oral Criminal realizó 320 presentaciones electrónicas, libró 158 oficios al Servicio Penitenciario Bonaerense y formó 64 incidentes con motivo de requerirse arrestos domiciliarios. En total, el TOC concedió 3 arrestos domiciliarios (dos detenidas que estaban alojadas en el Penal de Mar del Plata y otra en el Penal de Azul y un detenido que estaba en la Unidad N° 19).

El TOC con la presidencia del magistrado Marcelo Centeno se encuentra en turno permanente cubriendo las urgencias con tres letrados que asisten presencialmente y a su vez cubren por la tarde las urgencias trabajando en forma remota con el sistema implementado por la Corte Bonaerense: los doctores Nicolás Palacios Córdoba, Franco Giangiacomo y la doctora Amalia Barbieri, y con un empleado administrativo que se va rotando de la planta de agentes judiciales. También el doctor Marcelo Mingoya se encuentra trabajando bajo la modalidad remota desde su domicilio con tareas que le son asignadas.