EN MEDIA HORA CAYERON 47 MILÍMETROS: COLAPSARON LOS DESAGÜES, SE CORTÓ LA LUZ Y GRANIZÓ

Las bocas de tormenta no alcanzaron a desagotar. No hubo evacuados. Los canales pluviales estuvieron desbordados. Hubo complicaciones domiciliarias y un auto quedó tapado por el agua

foto canal desbordadoLa ciudad de Trenque Lauquen volvió a sufrir las consecuencias materiales de una típica tormenta de verano que incluyó rayos, precipitaciones, un gran chaparrón que se extendió por media hora y algo de granizo, aunque pequeño.

El fenómeno climático afectó a la ciudad especialmente entre las 17:45 y 18:30, aunque más intensamente entre 18:00 y 18:30 con un fuerte chaparrón de 47 milímetros, según datos oficiales del Servicio Meteorológico Nacional.

A esos 47 milímetros se le sumaron otros 15 que habían caído anteriormente, y terminaron redondeando 62 mm. al final de la jornada.

El chaparrón causó anegamientos en algunas calles de la ciudad, en especial en la zona céntrica donde los desagües pluviales no alcanzaron para desagotar y llegaron incluso a meterse en algunas viviendas que tuvieron que “trapear” para escurrir el agua del interior.

En Belgrano y Alsina un auto quedó prácticamente tapado por el agua y el canal de la calle Llambías se vio desbordado como nunca antes y ocurrió algo poco usual: volvió a llevar el agua hacia la laguna del Parque Conrado Villegas, cuestión que debe ser al revés para que las lluvias se vayan de la ciudad. Lo mismo ocurrió con el resto de los canales que sirven para extraer agua del casco urbano.

La tormenta llegó con fuertes rayos que incluso provocaron un corte en el suministro de energía eléctrica durante un lapso menor a 3 minutos y generaron complicaciones con el servicio de internet y wifi en la ciudad.

La lluvia vino acompañada por granizo, pero la piedra fue pequeña y por un corto lapso sin causar daños serios.

El subsecretario de Servicios Públicos, Adhemar Enrietti, aseguró que “no hubo evacuados, aunque si hubo agua de lado a lado en algunas arterías y complicaciones en algunas veredas y viviendas”.

Mientras tanto, en Beruti el chaparrón fue también de la misma intensidad que en la ciudad cabecera.