GADAN SEGUIRÁ ENCERRADO: LA JUSTICIA RECHAZÓ LA EXCARCELACIÓN DEL ESTAFADOR QUE ENGAÑABA PROMETIENDO GRANDES NEGOCIOS

Seguirá alojado en la comisaría Segunda de 30 de Agosto. Sus antecedentes de fugarse de un lado al otro recorriendo el país con la misma patraña pesaron a la hora de la decisión de la jueza para mantenerlo encerrado

gadan con esposas

La Justicia de Trenque Lauquen rechazó el pedido de excarcelación ordinaria que interpuso José Carlos Gadán y por eso deberá seguir el proceso de la investigación tras las rejas, alojado en la Comisaría Segunda de 30 de Agosto, confirmaron fuentes judiciales a DataTrenque.

La resolución fue tomada por la jueza de Garantías Anastasia Marqués, quien valoró los testimonios de los damnificados y los antecedentes de Gadán, acostumbrado a mudarse de ciudad en ciudad huyendo de la Policía y sus víctimas.

Gadán, de 54 años, está acusado de dedicarse a viajar por el país y estafar a comerciantes con un cuento donde prometía grandes negocios a pequeños emprendedores, y mediante el cual embaucó a al menos una vecina de nuestra ciudad y dejó una serie de deudas sin pagar, de acuerdo a una pesquisa lleva adelante por el fiscal Manuel Iglesias.

Gadán fue atrapado días atrás, luego de meses de búsqueda, en la provincia de Río Negro, tras una medida de carácter federal solicitada por el Ministerio Público de Trenque Lauquen.

De acuerdo a la información preliminar, el estafador habría cometido ilícitos con el mismo modus operandi en localidades de distintas provincias, incluyendo Punta Alta, Puerto Madryn, Santa Rosa, General Pico, Bahía Blanca, Bariloche y San Martín de los Andes, entre otros.

Aquí en Trenque Lauquen, Gadán alias Adam Reus llegó en noviembre del año pasado y se alojó en un hotel céntrico haciéndose pasar por un empresario de una multinacional que estaba por instalarse en la ciudad con un proyecto de envergadura, que iba a generar una gran cantidad de empleo.

Sin dar precisiones, buscó a una víctima a quien engañar con su cuento: llegó hasta una famosa pizzería del micro centro y entrevistó a la dueña simulando ser el titular de una empresa que tenía 40 personas a su cargo y que iba a requerir 80 viandas diarias para los trabajadores.

fiscalia frente

La víctima se vio tentada por la interesante propuesta y siguió la conversación para iniciar las tratativas. El estafador le hizo una serie de apreciaciones de índole operativas y financieras y le pidió abrir una caja de ahorro en un Banco para recibir el pago semanal, estimado en unos 100 mil pesos.

Para esta operatoria, Gadán le pidió $5.000 que, le dijo, serían destinados a los gastos de un contador. La víctima, entusiasmada con el negocio, accedió. Luego le pidió otros $4.000 para concluir el trámite, suma que también fue entregada por la víctima. En la vorágine del negocio, el mismo día le volvió a pedir dinero: $2.000 para un sellado para completar el trámite. Y también se los dio.

Con el delito consumado, el estafador citó a la víctima en el Banco y nunca apareció. La comerciante local esperó unos minutos pero nada. Tampoco atendió las reiteradas e insistentes llamadas.

Luego, Gadán no pudo ser ubicado nunca más. En su corta estadía en la ciudad, Gadán alias Reus, intentó engañar a otra comerciante con el mismo cuento de la multinacional y las viandas pero la treta no prosperó. Según la pesquisa, el delincuente se retiró del hotel donde se había alojado, con su equipaje en mano y sin pagar la cuenta.