GERIÁTRICOS: PRINCIPALES TIPS DEL PROTOCOLO DE VISITAS CUIDADAS PARA RESIDENTES Y FAMILIARES

Se implementó desde esta semana. Busca contener a los residentes y evitar una situación de “aislamiento emocional absoluto”

Las residencias de larga estadía del distrito de Trenque Lauquen, tanto públicas como privadas, cuenta desde esta semana con un protocolo para que los adultos mayores puedan comenzar a recibir visitas, en un marco de estricta protección sanitaria, atendiendo a una necesidad de contención y acompañamiento hacia el segmento de la población de mayor vulnerabilidad por su situación de salud física durante las restricciones de la pandemia de coronavirus.

geriatricos

Entre las principales consideraciones, el protocolo establece la necesidad de “evitar el aislamiento emocional absoluto”, y plantea el tiempo y la modalidad de las visitas, los requisitos para la disposición y sanidad de la sala de encuentros, las exigencias sanitarias para los visitantes, y otras características.

El documento, al que tuvo acceso DataTrenque, determina que “la visita debe ser acordada con el equipo interdisciplinario que se encuentra trabajando con el residente (médico, enfermeras y cada uno de los profesionales que intervienen), y se realizará un cuestionario vía telefónica a la persona que visitará con el fin de descartar que sea un posible caso sospechoso de COVID-19, de acuerdo a la definición de caso vigente”.

El geriátrico “debe contar con un espacio que será destinado para este fin y que debe ser cómodo, calefaccionado y con amoblamiento acorde. A su vez esta sala de visitas debe estar en áreas de ingreso al establecimiento para evitar la circulación en los espacios comunes de los residentes y el personal”, se determina. Y agrega en este sentido: “Esta sala de visitas debe tener a disposición un rociador con alcohol al 70 % y otro con desinfectante y rollo de papel tipo tissue”.

“La visita tendrá una duración de no más de 30 minutos. Al finalizar la misma el personal de Servicio de Limpieza procederá a la ventilación, higiene y desinfección del espacio”, según figura en el protocolo. Y establece que “según la cantidad de residentes del establecimiento se sugiere una visita cada 15 días para cada uno y no más de una visita en cada turno (mañana y tarde para dar tiempo a la higiene y desinfección de la sala de visitas)”.

En el Hogar, “el encargado le proveerá al familiar visitante de una máscara, un camisolín, guantes y botas (descartables). El visitante deberá concurrir con un tapaboca propio de uso exclusivo para la visita”.