LE DIERON 12 AÑOS DE CÁRCEL AL PROFESOR DE YOGA QUE ABUSÓ DE UNA MENOR DE 15 AÑOS

El TOC firmó el fallo por unanimidad. Son los años que había pedido la fiscalía. Ahora deberá cumplir la pena tras las rejas. Ya se encontraba detenido desde el 4 de julio pasado atento a peligros procesales vigentes

El Tribunal Oral Criminal N° 1 de Trenque Lauquen condenó a la pena de 12 años de prisión al profesor de yoga Bruno Pertusati del delito de abuso sexual con acceso carnal contra una menor de 15 años y solicitó un cupo en el Servicio Penitenciario Bonaerense para que cumpla tras las rejas.

igles
Fiscal Manuel Iglesias, titular UFI N° 5

El fallo fue firmado por unanimidad por los jueces María Gabriela Martínez, Guillermo Pueblas y Marcelo Centeno, quienes compartieron los criterios del fiscal Manuel Iglesias, quien en los alegatos había solicitado la pena de 12 años, cuando el máximo estipulado para este tipo de delitos es de 15.

Recordemos que Pertusati estaba en calidad de detenido desde el 4 de julio pasado cuando los magistrados adelantaron, en la misma audiencia de alegatos, que el veredicto sería condenatorio.

tribunales TL1Pertusati, de 32 años, fue condenado por haber abusado sexualmente de una menor de 15 años a quien “levantó” de la vía pública y luego accedió carnalmente en el asiento trasero de su vehículo.

El hecho ocurrió el 12 de abril de 2014 cuando Pertusati se movilizaba en un auto color gris de vidrios polarizados y al llegar a la esquina de 25 de Mayo y Monferrand, siendo las 3 de la madrugada, observó la presencia de una menor en evidente estado de ebriedad.

Los jueces avalaron la teoría de la imputación, que indicaba que Pertusati frenó en esa equina haciendo subir a la víctima a su auto a un lugar no determinado para posteriomente, y en el asiento trasero, abusarla sexualmente accediéndola carnalmente vía vaginal, a la vez que le realizaba tocamientos libidinosos.

En ese contexto, Pertusati se aprovechó de la especial situación de vulnerabilidad de la menor por su estado de ebriedad e indefensión ya que es notoria la desigualdad física entre ambos. Tras cometer el hecho, Pertusati le tomó fotos a la menor y luego de las 6:15 de la mañana la dejó en la zona céntrica de la ciudad, huyendo raudamente en su vehículo.