“METEORITO”: SE ESCUCHÓ UN ESTRUENDO, SE VIO UN DESTELLO EN EL CIELO PERO RASTRILLARON Y NO ENCONTRARON NADA

Aseguran que el fenómeno existió. Y que en algunos puntos de la región se sintió hasta los hogares. Policía y Bomberos realizaron un “peinado” entre Curarú y Francisco Madero durante la noche y esta mañana y no hallaron nada. La versión se agigantó por bromas en grupos de WhatsApp

meteorito ciudad

Un grupo de efectivos policiales y bomberos voluntarios de distintos destacamentos de la región conformaron un dispositivo de rastrillaje para tratar de ubicar un objeto que surcó el cielo de una amplia región del país y se suponía se había precipitado a tierra en un sector rural distante a apenas una hora de la ciudad de Trenque Lauquen, en una zona de campos conocida como “Esteban De Luca”.

Un destello de luz en el cielo y un fuerte sonido causaron sorpresa y conmoción en las comunidades de Curarú (distrito de Carlos Tejedor) y Francisco Madero (distrito de Pehuajó) hasta donde se escuchó un estruendo que sacudió la tranquilidad de la noche.

“Se rastrilló la zona pero no sé constató que haya caído algún objeto”, confirmó a DataTrenque el jefe del CPR del distrito de Carlos Tejedor Juan Frau esta mañana.

meteorito esteban de luca

Tras varias horas de “peinado” de la zona rural durante la noche con reflectores y patrullas de Carlos Tejedor, Curarú, Pehuajó y Francisco Madero, el jefe policial confirmó que “con las personas que nos entrevistamos solo vieron un destello de luz y en algunos casos sintieron un fuerte ruido y vibración”. Y subrayó: “la luz existió, algunos la vieron y otros sintieron vibración y fuerte ruido”.

En ese sentido, el jefe Frau descartó que se haya producido un incendio o un cráter en algún punto de la zona rural mencionada, y explicó que “hubo versiones de todo tipo, pero muchas de las cosas que se dijeron surgieron de una broma en un grupo de WhatsApp”.

meteorito

Mientras tanto, en Francisco Madero, a 30 kilómetros por tierra del sitio señalado, no ocasionó daños materiales, aunque autoridades policiales de esa localidad confiaron a DataTrenque que “el estallido provocó susto a la población y el desconcierto para todos”. En Curarú, a unos 10 kilómetros del punto, los vecinos advirtieron una sensible vibración que tuvo efectos en ventanas, puertas y pisos de las viviendas.

Las versiones oficiales indican que posiblemente el objeto se haya desintegrado antes de precipitarse a tierra y aseguraron que durante la jornada seguirán en contacto con productores de la zona rural para conocer si advierten algo durante las tareas rurales habituales.