NUEVA MODALIDAD DE ESTAFA TELEFÓNICA: EL DELINCUENTE SE HACE PASAR UNA JOVEN SENSUAL Y LUEGO SIMULA SER UN POLICÍA QUE PIDE PLATA PARA EVITAR UNA DENUNCIA POR PORNOGRAFÍA

Una nueva modalidad de estafa telefónica llegó a Trenque Lauquen y ya cuenta con al menos 3 denuncias formales, aunque se cree que son muchas más las víctimas que han caído en el truco delictivo y no han llegado a presentarse formalmente ante la policía o la justicia.

telefono cajero

La nueva mecánica delictiva de “cuento del tío” busca como principales víctimas a hombres de mediana edad, de entre 40 y 50 años, con familia generalmente, a quienes les llegan mensajes de WhatsApp de un número desconocido de una supuesta mujer, joven, sensual, que inicia un contacto erótico enviando fotos semi desnuda para seducir y atraer a la futura víctima.

Se trata siempre de un número telefónico con característica de otro distrito u otra provincia y en el correr de las horas, el embaucador enmascarado en una sensual y atractiva joven lograr penetrar la confianza del hombre y avanza hasta que consigue un intercambio de fotos o videos eróticos, donde la víctima también envía fotos suyas.

A los pocos días, y cuando este intercambio ya es fluido, la víctima comienza a recibir mensajes de otro número telefónico, también con característica de afuera, del mismo delincuente pero que esta vez se hace pasar por un efectivo policial, generalmente comisario.

whatsapp

En estos segundos mensajes, el delincuente simula ser un alto jefe policial y le advierte a la víctima que está siendo investigado por intercambio o consumo de pornografía, que hay abierto un expediente judicial y que hay una disposición para realizar un allanamiento en su domicilio con la Gendarmería Nacional.

En el primer mensaje, el estafador tiene en su perfil de WhatsApp una foto de una joven atractiva en pose sensual, y en el segundo mensaje, con otro número, tiene una fotografía de un comisario uniformado, serio y con rostro serio. Todo forma parte del cuento, para darle credibilidad y embaucar a la víctima.

Atento al recibir los mensajes del supuesto jefe policial, y temeroso de ser descubierto por su familia, de sufrir un proceso judicial y un allanamiento de magnitud en su domicilio, el hombre víctima accede al pedido del comisario “trucho”.

telefono celular

El delincuente en su rol de policía le explica a la víctima que para evitar la causa policial podría depositar una suma de dinero a una cuenta bancaria y así evitar todos los trastornos, y también que se ventile el caso de forma pública.

De acuerdo a las denuncias ya existentes en Trenque Lauquen, las víctimas han depositado montos superiores a los 30 mil pesos con esta nueva modalidad de estafa telefónica.

Ante esta situación, las autoridades están pidiendo a la población, en particular a los hombres que son la presa típica de esta modalidad, que no caigan en las redes de los estafadores y eviten este tipo de delitos.