OTRAS 6 AGRONOMÍAS PIDIERON ANTE LA JUSTICIA QUE NO SE APLIQUE LA TASA AMBIENTAL Y EL MUNICIPIO DESPLEGÓ SÓLIDOS ARGUMENTOS PARA SEGUIR IMPLEMENTÁNDOLA

Otras seis agronomías con base en Trenque Lauquen se presentaron ante la Justicia para solicitar que no se aplique la tasa ambiental y el Municipio rechazó sus argumentos y fundamentó la necesidad de sostener el tributo a fin de mejorar la calidad de vida del ecosistema del distrito.

Las seis nuevas agronomías se suman a otra demanda anterior que presentaron otras tres empresas del rubro, y en cuyo expediente judicial el magistrado interviniente resolvió no suspender el pago.

tribunales TL1

Ahora se presentaron ante el Juzgado en lo Contencioso y Administrativo N° 1 de Trenque Lauquen las agronomías Bayá Casal S.A., Agronomía 30 de Agosto S.R.L, El Cardo, Pelayo Agronomía S.A., Lartirigoyen y Cía S.A., y Agroyunta.

Todas las empresas son representadas por el abogado particular Federico Viadas, quien además defiende a las otras tres agronomías que se presentaron en la demanda anterior.

En este caso, y con sólidos argumentos, la Municipalidad de Trenque Lauquen presentó una solicitud de rechazo a la medida cautelar elevada por las agronomías fundamentando la importancia de sostener el pago de la tasa para volcar los fondos que se recauden al servicio del cuidado del ambiente del distrito, a través de distintos programas y acciones que ya viene llevando adelante el Departamento Ejecutivo.

Municipio

En el informe presentado por el Municipio, trabajado desde el área de Asuntos Legales a cargo de Verónica Lafón, se destaca que “la Administración de ninguna manera se excedió en el ejercicio de sus facultades al dictar la ordenanza cuya inconstitucionalidad se persigue, ya que actúa en ejercicio del poder de policía, debido a que es el municipio quien debe ejercer una acción preventiva y permanente en el cuidado del medioambiente”.

El escrito señala que “el servicio de la tasa ambiental sí se encuentra prestado por el gobierno municipal desde hace un largo tiempo, en pos de la protección de la salud de la población y el medioambiente en el distrito”.

“Es claro que la conservación y protección del medio ambiente se ha convertido en una de las cuestiones que más preocupan a la sociedad en la actualidad. La tasa ambiental tiene como fundamento último la voluntad de incrementar las normas de protección sobre el medio natural, por ser un valor que nuestra sociedad ya ha adquirido”, continúa argumentando el Departamento Ejecutivo.

De acuerdo al municipio, “las tasas medioambientales sirven directa o indirectamente para realizar objetivos de política ambiental. Su estructura establece un incentivo a la protección ambiental, el sostenimiento de acciones tendientes a su cuidado o bien, una compensación de los daños ocasionados al medioambiente por los sujetos pasivos”.

envases agroquimicos bidones

“La norma incorpora claramente una finalidad extrafiscal en forma directa sobre insumos, procesos y productos generadores de la fuente de contaminación. Surge allí que uno de los fundamentos de la tasa es la prevención de la creación de peligro y daño potencial sobre terceros, a causa de una actividad que en principio es susceptible o puede serlo de provocarlos”, indica la presentación.

En defensa de su posición, la Comuna sostiene ante la Justicia que “estamos ante un “tributo ecológico”, ya que además de producir ingresos, tiene por objetivo estimular el cuidado de recursos naturales, o sea, tiene un fin recaudatorio y un fin extrafiscal. Es así que la estructura de tasa ambiental municipal pretende compensar los daños que directa o indirectamente ocasionen al medio ambiente los sujetos que soportan la carga tributaria”.

La sanción de esta tasa persigue una modificación de la conducta del sujeto pasivo, en el sentido de pretender una reducción de la actividad contaminadora, a fin y efecto que, por consiguiente, se aminore el gasto público necesario para su defensa o reparación”, se explica en el escrito.

polo ambiental ingreso

Además, y solo a modo de ejemplo, el Municipio desglosa las acciones que se vienen llevando en los últimos años en pos de cuidar el ambiente y detalla los gastos realizados para poner en práctica algunas de esas actividades. En el año 2019 se gastaron $3.721.557,62; en el 2020, un total de $37.755.321,72 y el presupuesto de gastos para 2021 se eleva a $63.278.887,37.

En este sentido, la Comuna “demuestra que si bien las liquidaciones son provisorias, no significa que el servicio no se encontraba conformado, muy por el contrario, el servicio público es de prestación efectiva por el Estado Municipal desde hace varios años, no obstante, no era cobrado a los contribuyentes, sino que era dicho municipio quien se hacía cargo de todos los costes del mismo.”

“La tasa ambiental propiamente dicha, que fuera incluida en la Ordenanza Fiscal por la OM Nº 5041/2020, es específica de la materia y busca la tutela efectiva e inmediata en el cuidado del medioambiente, reducir la actividad contaminadora, la educación ambiental, siendo conscientes de los daños ambientales y del inexorable agotamiento de recursos naturales, el desarrollo sostenible hace especialmente urgente la adopción de acciones específicas”, señala el escrito presentado ante la Justicia.

Para la Municipalidad, “en tanto se considere que dichas prácticas de uso de productos agroquímicos signifiquen una degradación de aguas, aire, suelo o subsuelo, la biodiversidad o del entorno ambiental en general, la intervención estatal se erige en una barrera protectoria, configurando un esquema normativo cuya fuerza obligatoria debe observarse sin fisuras. De ello deriva una restricción que, en salvaguarda de los bienes ambientales y de la Salud Pública debe ser interpretada de manera amplia”.