PESADILLA: UNA MUJER FUE ABUSADA SEXUALMENTE EN SU PROPIA CASA POR UN AGRESOR QUE ES INTENSAMENTE BUSCADO

El hecho se produjo en la madrugada del 2 de enero en Salliqueló. La víctima vive con su madre. La policía se enteró por un llamado de auxilio de una vecina

Dos mujeres vivieron una pesadilla en el inicio del año cuando un hombre ingresó por la fuerza a su domicilio y abusó sexualmente de una de ellas, en la ciudad de Salliqueló, en un hecho totalmente fuera de contexto para esa tranquila comunidad.

patrullero salliquelo

El hecho se produjo en la madrugada del sábado 2 de enero y el hecho se conoció cuando la policía del distrito de Salliqueló recibió un llamado de una vecina que narró parte de los hechos.

La situación revela que un agresor sexual ingresó a un domicilio de esa localidad donde viven una mujer mayor de edad con su mamá.

La madre de la mujer agredida salió a pedir auxilio y su vecina llamó a la policía que llegó al lugar para poder localizar al agresor que hasta el momento no se ha podido encontrar y se sigue trabajando en las pistas.

La mujer agredida no quiso realizar la denuncia correspondiente aunque dio algunos detalles de la contextura del agresor sin poder reconocerle el rostro.

La vecina, que vive con su madre anciana, relató a la policía haberse despertado en la cama con un hombre sentado sobre ella sosteniéndole la boca y que comenzó a gritar. En ese momento despierta la madre y sale a la vereda a pedir ayuda.

El agresor se dio a la fuga en dirección a EEUU y Alem (O), corriendo descalzo y con el torso desnudo. La mujer agredida se negó rotundamente a realizar la denuncia pero describió que el agresor es joven, de cabellos cortos, tez clara, de 1.80 mts de estatura y musculoso, aunque no pudo verle el rostro. Los vecinos que pudieron ver al agresor coincidieron con la descripción de las características físicas, pero no lo reconocen.

Se presume que el hombre ingresó por la puerta del fondo que se encontraba abierta por el calor, luego de haber saltado una reja que da a la calle. La policía rastrilló la zona, pero no logró encontrarlo.

No existen cámaras de vigilancia en el corredor de la fuga ni en las inmediaciones. En el lugar no quedó ropa que pudiera pertenecer al agresor, por lo que habría llegado vestido de esa manera y podría vivir cerca.

.

CON INFORMACIÓN DE FM OASIS 91.9 Mhz y VERADIA.COM