PROPONEN CREAR LA FIGURA DEL DEFENSOR DE LA TERCERA EDAD PARA AYUDAR A ABUELOS

La iniciativa surge de vecinos que actuarían de manera voluntaria. Hay preocupación por los ataques por estafas y el estado de los geriátricos. El proyecto incluye acompañamiento y contención en distintos ámbitos

Un grupo de vecinos encabezados por José Azar propuso la creación de la figura del Defensor de la Tercera Edad en el distrito de Trenque Lauquen con el objetivo de contener a los abuelos y  ayudarlos a realizar diligencias en organismos del Estado y obras sociales, colaborar con trámites bancarios y protegerlos del accionar de la delincuencia, y establecer un mecanismo para conocer el funcionamiento de los geriátricos.

La iniciativa incluye un cuerpo de voluntarios de 24 personas, 12 hombres y 12 mujeres, también jubilados, que orientarán y ayudarán a los abuelos, especialmente a los de menores recursos y discapacitados.

“Pensamos en dar una mano a los abuelos: acompañarlos al Banco para evitar que caigan en manos de delincuentes, ayudarlos con la accesibilidad o los servicios, apoyarlos en cuestiones comerciales y asistirlos en todo tipo de necesidad”, señaló Azar en diálogo con DATATRENQUE.

Según Azar, que ya ha trabajado en otras iniciativas como la Bolsa de Empleo dentro del ámbito municipal, “no queremos superponer acciones con el Centro de Jubilados, o las competencias de Anses, Pami u otras instituciones, pero no podemos permitir que los abuelos estén esperando 3 horas en una cola de un banco o entidades que no tienen sanitarios”.

Al mismo tiempo, se manifestó preocupado por la situación de los geriátricos tras conocerse el caso de la residencia de Roca y Pincén, y explicó que “los abuelos tienen que estar bien, pensamos incluso en recorrer los geriátricos para brindarles momentos de esparcimiento, o llevarlos a espectáculos públicos con artistas locales que podemos organizar… los queremos hacer sentir vivos”.

“Acompañarlos a hacer las compras, socorrerlos en urgencias con gente que pueda trasladarlos al Hospital, aquellos que les guste la tarea de la huerta colaborar para tenerla en buen estado, informarlos sobre la fecha de cobro de las jubilaciones, sumar beneficios en farmacias, y muchas otras ideas que sería bueno nutrir con aquellos voluntarios que se vayan sumando a la iniciativa”, finalizó Azar.