SALUD: COSTOS, INVERSIONES, LOS NUEVOS INGRESOS Y LOS PRÓXIMOS DESAFÍOS DEL SISTEMA

El intendente confirmó varias obras para el área de salud. Y se comprometió con la salud mental. También hubo anuncios para la localidad de 30 de Agosto

mf discurso1

“No hay en el interior un hospital con 6 médicos de guardia y todos los servicios públicos… Y lo bancamos los vecinos con el Presupuesto municipal”, lanzó MF para meterse de lleno en el ítem de salud de la gestión municipal y a modo de comparación para lograr dimensionar el desarrollo y la complejidad del sistema distrital y su funcionamiento.

Ante la asamblea legislativa, el intendente destacó que el sistema de salud de Trenque Lauquen es “un servicio de calidad y sustentable” y explicó que a pesar de haber cerrado con un déficit de 48 millones de pesos, ahora se recuperan esos fondos con la recategorización del Hospital que le dará 50 millones de pesos extra por coparticipación provincial a partir de la publicación del CUD, que le permitió al distrito elevar el rango.

hcd bancas pj

El jefe comunal anunció que la nueva guardia del Hospital estará lista para ser inaugurada en “10 ó 12 días más” y adelantó una serie de inversiones que están proyectadas realizar tales como la nueva terapia intensiva y la unidad coronaria que irán al primer piso de la Guardia; una nueva neonatología; una sala de internación para pacientes del área de salud mental; la nueva central de esterilización; un nuevo laboratorio de medicamentos para proveer a la Provincia y explorar la posibilidad de producir aceite de cannabis medicinal; un lavadero central; la guardia nueva del Hospital Eguiguren de 30 de Agosto; el centro de rehabilitación y nueva capacidad para el geriátrico de esa localidad

Hospital Municipal

MF hizo cuentas delante de los concejales para palpar el movimiento de plata que significa el mantenimiento de los servicios de calidad de salud: “la Unidad Coronaria nos cuesta unos 9 millones de pesos anuales, y el geriátrico de Trenque Lauquen, unos 12 a 14 millones al año”.

En este aspecto, señaló la importancia de planificar las obras que se realizan de tal manera de ser habilitados por las prestadoras de salud como PAMI para poder cobrar los servicios que se les presta a los afiliados. “Necesitamos habilitar el geriátrico para poder facturar a las obras sociales y que el sistema sea sustentable”.

“No tengo el signo “pesos” pero para sostener los dispositivos tenemos que cobrar a los que pueden pagar”, explicó en términos prácticos MF.