SU PRIMO LO ATACÓ CON UN CUCHILLO, SE DEFENDIÓ Y LO TERMINÓ MATANDO: FUE CONDENADO POR “HOMICIDIO CON EXCESO DE LA LEGÍTIMA DEFENSA”

Una trifulca que se fue de las manos. Viejas rencillas, clima de alto voltaje, un cóctel de ingesta de alcohol y drogas, un arma blanca de por medio, la policía interviniendo sin poder frenar el caos, gas pimienta, confusión, gritos, corridas, desesperación, una agente como “escudo humano”, miedo, conmoción… y un joven que terminó matando a su propio primo en un intento de último recurso para salvar su propia vida…

La violenta y vertiginosa sucesión de acontecimientos tuvo lugar en diciembre de 2018, cerca de las 22:00, en la ciudad de Pehuajó, tras un evento cultural en el Parque General San Martín, y arribó a una condena este año cuando el Tribunal Oral Criminal N° 1 de Trenque Lauquen en un juicio abreviado con intervención unipersonal del juez Marcelo Centeno condenó a Nazareno Catriel Callejas a la pena de 4 años de prisión de efectivo cumplimiento.

parque san martin de noche
Parque General San Martín de Pehuajó, de noche

Volvamos a fojas 0. El 2 de diciembre de 2018 se produjo una discusión entre Callejas y su primo, el menor Ángel David Gallardo Vargas, quien inició una persecución corriendo por las calles de la ciudad de Pehuajó profiriendo al aire amenazas de muerte al tiempo que esgrimía un cuchillo, mientras el imputado intentaba evitar la trifulca corriendo y alejándose del lugar.

En esas circunstancias, en un contexto de desesperación, angustia y confusión, al llegar a la esquina de Lavarden y Goyena, agentes de la Policía que estaban de vigilancia intervinieron, pero la pelea continuó. Incluso, Calleja terminó refugiándose detrás de una funcionaria policial utilizándola como “escudo humano” mientras Gallardo continuaba con la agresión arrojando “puntazos” sin atender los intentos de persuasión de otro uniformado que estaba en el lugar.

En ese escenario de violencia y vértigo, Calleja intentó alejarse y salió corriendo nuevamente, pero esta vez se tropezó a los pocos metros y cayó en el piso quedando tendido boca arriba. En ese instante, Gallardo lo alcanzó, se le arrojó encima con el arma que llevaba y comenzó una lucha cuerpo a cuerpo hasta que Calleja le dio un puntazo a Gallardo en el tórax, perforándole el pulmón y el ventrículo izquierdo del corazón, que le ocasionó la muerte instantes después.

frente tribunal caminando

De acuerdo a los hechos narrados por testigos y sustentados por peritajes obrantes en el expediente judicial, el magistrado decidió dictar un veredicto condenatorio por el delito de “homicidio con exceso de legítima defensa” al interpretar que “el acusado se desplegó inicialmente amparado en los límites de la necesidad excediéndose al repeler la agresión” de manera tal que “cometió un error de cálculo producido por el pánico y las emociones de la lucha, y se defendió por temor a la continuidad de los acontecimientos”, que finalmente trajeron “como consecuencia la magnificación de los medios necesarios para hacer cesar el peligro”.

La decisión del juez Centeno tomó un rumbo distinto al acuerdo al que habían arribado las partes acordando la pena de 8 años por el delito de homicidio simple, al llegar al juicio abreviado. Pero el magistrado observó y valoró la prueba para interpretar que aparecía como desproporcionado adjudicar el delito de homicidio simple y la cárcel por 8 años ya que los testimonios y los peritajes avalaban un hecho concretado en legítima defensa, aplicando 4 años de pena, la mitad.

centeno

Es que el magistrado realizó un minucioso estudio de las declaraciones de los testigos, en algunos casos contradictorios y en otros teñidos por el favoritismo hacia alguna de las partes, y se inclinó por tomar las declaraciones menos subjetivas, aquellas que no estaban sujetas a un interés particular en la causa, para poner en la perspectiva correcta la situación y el escenario y poder argumentar su fallo. De hecho, un testimonio clave fue el de un motociclista que pasaba por el lugar, no conocía a ninguno de los dos primos y fue quien intentó separar la pelea, aunque finalmente no pudo y llegó el desenlace fatal.

De esta manera, y dado que la sentencia está firme porque no fue apelada por la Fiscalía, Calleja tendrá por cumplido su tiempo tras las rejas el 2 de diciembre de 2022, ya que fue detenido en la causa el día 2 de diciembre de 2018, permaneciendo al día de la fecha en esa situación.