UN HOMBRE ACUSADO DE ABUSO SEXUAL CONTRA UNA MENOR HABLÓ ANTE EL TRIBUNAL Y DIJO QUE EL ACTO FUE CON “CONSENTIMIENTO”

Se trata de Guillermo Adolfo Tejerina, de 35 años. Respondió preguntas. Convalidó en líneas generales los hechos narrados por las víctimas pero dijo que todo se produjo con “consenso”. Está detenido en la U17 a la espera de un veredicto

tribunales TL

El hombre que está siendo juzgado en el Tribunal Oral Criminal N° 1 de Trenque Lauquen por los delitos de abuso sexual agravado y grooming contra dos menores de 14 y 16 años ocurridos en 2014 habló en la anteúltima jornada de debate para remarcar que todas las acciones cometidas se hicieron dentro de un marco de “consentimiento” y “consenso” mutuo con las víctimas.

Se trata de Guillermo Adolfo Tejerina, de 35 años, quien brindó su testimonio ante los jueces del TOC N° 1 desde la Unidad Penitenciaria N° 17 de Urdampilleta (donde cumple prisión preventiva) vía remota mediante la plataforma Microsoft Teams. El acusado dio su versión y se sometió a un interrogatorio de la fiscalía.

En sus dichos, Tejerina, que es defendido por el abogado Ricardo Kurlat, coincidió en los hechos que describieron en jornadas anteriores de debate las dos víctimas, aunque descartó que alguna de esas situaciones se haya dado de manera forzada sino que, por el contrario, fueron con consentimiento. Incluso llegó a utilizar la palabra “amor” para describir un supuesto sentimiento mutuo entre él y una de sus víctimas menores de edad.

Con respecto a la primera víctima contó que la había llevado al departamento de un amigo, que había colocado velas porque tenía la luz cortada porque se estaba mudando y que en ese lugar había ocurrido el acto sexual. Pero dijo que se produjo por “consenso”. Y contó que cuando salieron del lugar, le pidió a la menor que se colocara un casco de moto aduciendo que en esa época había una fuerte campaña de tránsito y pretendía evitar que les hicieran una multa. La hipótesis de la parte acusatoria es que le hizo poner el casco a la víctima para que no fuera identificada en la vía pública.

También explicó que en ese momento no sabía la edad de la víctima, creyendo que era mayor de 14 años, la edad que tenía al momento de ser atacada. Y comentó que la “relación” se cortó porque la chica se había dado cuenta que él era mucho mayor a ella, desconociendo totalmente el ataque sexual.

abuso sexual

Sobre el caso de grooming, siguió por la misma línea argumentativa reconociendo los hechos en el mismo sentido del relato de la víctima pero explicando que los mensajes seductores por redes sociales para contactarla físicamente a posteriori se hicieron en un marco de una relación constructiva y sin deseos de generar ninguna situación forzada.

Recordemos que en las dos primeras dos jornadas de debate dieron testimonio las dos víctimas que ahora son mayores de edad, una docente de una de ellas, y la madre de una de ellas. En total son 4 jornadas, la última está prevista para el lunes 14 donde se esperan los alegatos de la defensa y la fiscalía.

El debate reveló que fue la madre de la primera víctima quien realizó la denuncia formal y que gracias a su hija, la otra menor no cayó en la trampa del abusador. Es que las dos menores se conocían entre sí y cuando una le contó a la otra sobre una probable e incipiente relación amorosa, la primera le advirtió, quebránsose, que había sido abusada por ese mismo hombre que ahora la estaba seduciendo a ella.

Entre los momentos más conmovedores, una de las madres recordó que se había encontrado en un lugar público a la otra y, abrazándola, le dijo: “salvaste a mi hija”, quien había sido advertida que el supuesto enamorado era un abusador encubierto.

Además, fueron muy detallados y fuertes los relatos de las dos víctimas, una de las cuales solicitó al Tribunal poder dar su testimonio sin la presencia en cámara del acusado, pedido que fue concedido.