EL RECORDADO “PICO” CANTERO FALLECIÓ A LOS 82 AÑOS

Falleció a los 82 años. Dedicó su vida a los negocios inmobiliarios y en CABA ayudó a muchas familias locales a afincarse. En el mundo de la cultura se destacó en las expresiones folclóricas y criollas

A los 82 años, el pasado sábado 24 falleció en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el recordado ex vecino Roberto César Cantero, reconocido habitualmente por el apodo de Pico, que portaba desde joven.

pico tapa

En nuestra ciudad obtuvo el título de perito mercantil en la entonces Escuela de Comercio General Manuel Belgrano, y perteneció al plantel de empleados de la desaparecida aseguradora local “La Primera”, aunque sus inquietudes de progreso lo llevaron a volcarse a la actividad inmobiliaria, que desarrolló inicialmente junto al martillero Abel Estévez y más tarde de modo independiente.

Paralelamente fue parte del movimiento cultural de la ciudad, inclinado esencialmente a las expresiones folklóricas y criollas, manifestadas con singular sentimiento en elocuentes y aplaudidos recitados. Aún en la memoria de muchos se halla el recuerdo del poema “Un par de botas”, donde alcanzaba niveles de altísima emotividad.

En ese ambiente anudó grandes amistades como las que compartió con los integrantes del celebrado cuarteto folklórico “Los Kcocho Massi”, y especialmente, entre ellos, con Polo Irrazábal.

En algún momento, también explotó en el Boulevard Villegas un local, que comercializaba objetos usados, y donde sobresalían, fiel a su tradicionalismo, distintas piezas gauchescas.
Hace ya unos cuantos años decidió alejarse físicamente, aunque no desde el espíritu, de Trenque Lauquen y con su familia puso proa hacia la Capital Federal en busca de otros horizontes.

Allí fijó su residencia y continuó con éxito su tarea en el rubro inmobiliario, guiando dentro de esa actividad, con su consejo, experiencia y conocimiento del mercado porteño, a numerosas familias trenquelauquenses que de ese modo pudieron adquirir o alquilar inmuebles allí.

Cortés y gentil, de trato afable, inspirador de confianza, fundamental para la profesión que desarrolló, a Pico Cantero lo sobreviven su esposa Marta Teresa Quessi, y sus hijos Estela – de una relación anterior – María Marta, Mercedes, Viviana, y Sebastián, además del recuerdo y los afectos que dejó en nuestra comunidad.