¿CÓMO SE MUEVE LA ECONOMÍA DE TRENQUE LAUQUEN AL RITMO DE LAS PILETAS EN EL VERANO?

El impacto en la economía urbana por mantenimiento y servicios. También las casaquintas y cabañas

La ciudad de Trenque Lauquen cuenta con unas 2200 piletas particulares de material o fibra de vidrio, sin tener en cuenta a las de lona o “pelopincho”, de manera que al arrancar los días lindos la economía urbana comienza a moverse al ritmo del verano, los gastos y servicios para mantener en óptimas condiciones estas piscinas.

Los gastos asociados al mantenimiento dependerán del tipo de pileta que se tenga y de acuerdo al tiempo que se desee mantenerla (no es lo mismo todo el año que solo en verano).

pileta vacia

De acuerdo a un estudio realizado por el martillero Ricardo Sacco, y solo considerando los números de diciembre, enero y febrero, hoy mantener mensualmente una pileta es de alrededor de $6000 (base a datos de proveedores locales y teniendo en cuenta una pileta promedio de 4 x 8 x 1.6 metros).

Por supuesto que el número final de mantenimiento dependerá de la calidad de agua y su PH, y la cantidad de cloro, alguicidas, clarificador, ácido, y otros productos que se utiliza, sin contar accesorios como barrefondos, cubrepileta, recogehojas, boyas, o robots, entre otros.

Son muchos los rubros y servicios que son necesarios para poder mantener el verde césped corto y el azul del agua, como por ejemplo el servicio de mantenimiento de piletas, corte de césped, entre otros.

El costo de una pileta puede empezar desde los 300.000 pesos. A partir de ese precio y según las características de la misma, el precio asciende y puede superar los 700 mil pesos.

casa quinta pileta

Si tuviéramos que ponderar todas por el valor mínimo, se podría estimar que hay casi 700 millones de pesos “enterrados” en la ciudad de Trenque Lauquen y fueron necesarias extraer unas 15 Mil camionadas de tierra.

Por otro lado, en la temporada de verano, se invierten unos $10 millones en corte de césped y unos $40 millones en productos para mantenimiento del agua. A este movimiento también hay que sumar el impacto de los alquileres en forma temporal de las cabañas o quintas que así lo hacen.