CONDENA EN EL CASO GALEANO: ¿HUBO ENCUBRIMIENTO POLICIAL?

El veredicto que encontró culpable a Luis Víctor Aponte de la muerte en un accidente de tránsito al joven futbolista le dedicó un tramo a analizar el accionar de los agentes que actuaron en el lugar del hecho y las determinaciones posteriores del titular de la sub comisaría de 30 de Agosto

El fallo condenatorio por la muerte de Gastón Galeano en un accidente de tránsito en el acceso de 30 de Agosto por una maniobra imprudente realizada por Luis Víctor Aponte al mando de una Ford Ranger negra dejó una serie de consideraciones que abren nuevos escenarios en el aspecto judicial.

El dato más escabroso, y que es materia de otra causa penal en trámite, es el accionar de los efectivos policiales que actuaron en el lugar del hecho al momento del accidente y las determinaciones que tomó el por entonces titular de la sub Comisaría de 30 de Agosto, Carlos Barrena.

En el texto del veredicto, el juez Pedro Alejandro Gutiérrez alertó sobre la posibilidad de la comisión de delitos de acción pública por parte de los funcionarios policiales mencionados. “La causa tuvo una complicada investigación por la ausencia de la camioneta y por los pocos datos que se pudieron obtener del momento del hecho”, razonó el magistrado en su escrito.

Y esgrimió que el caso “naufragó por las turbias aguas de la torpeza e inoperancia” por parte de la policía de entonces, cuya actitud ante la mínima diligencia aplicada fue “cercana al encubrimiento”. Por ese tema, conminó al Ministerio Público Fiscal a avanzar en la causa en la que se investiga a los policías y su accionar. Misma medida ordenó para Asuntos Internos de la Policía Bonaerense, a fin de aclarar la situación.

En este aspecto, resaltó como valor positivo la incorporación de la comisario María José Gambier a la causa siendo ella la “clave” para destrabar el intríngulis, ya que tomó las medidas adecuadas para dar con la camioneta de Aponte, que era la única que estaba en la ciudad y que no había sido periciada por los efectivos anteriores, consideró el juez Gutiérrez. También resaltó el hecho de haber ido a pedir declaración a la agencia de autos Ocantos, que a la postre resultó ser la vendedora del vehículo en cuestión. Gambier fue “la llave” para abrir paso a una causa que no iba a ningún lado.

También, el fallo reseñó que la pesquisa a cargo del fiscal Walter Vicente, titular de la UFI N° 4, fue un “ejemplo de investigación integral con los medios que existen en la actualidad”. Mismos conceptos elogiosos vertió sobre el trabajo pericial del agente Tesio, cuyo estudio comparativo colaboró de manera determinante para esclarecer el caso.

El herrero Luis Víctor Aponte resultó condenado a la pena de 5 años de prisión de efectivo cumplimiento y a 10 años de inhabilitación para conducir al ser encontrado penalmente responsable del homicidio culposo agravado por el uso de un vehículo automotor y por la fuga del lugar del hecho que terminó con la vida del joven futbolista del club La Gloria de 30 de Agosto, Gastón Galeano.