CONFIRMADO: ARGENTINA PRODUCIRÁ LA VACUNA CONTRA EL CORONAVIRUS QUE DESARROLLA LA UNIVERSIDAD DE OXFORD

Nuestro país producirá la sustancia y México la envasará. Esto permitirá a la Argentina acceder a la vacuna entre “6 y 12 meses” antes que el resto de los países

gobierno vacuna

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, anunció la producción en Argentina de la vacuna contra el coronavirus que investigan los equipos científicos de la Universidad de Oxford y la empresa farmacéutica AstraZeneca, y garantizó el acceso “en tiempo oportuno” para la población nacional a un valor accesible que calculó entre “3 y 4 dólares” la dosis.

El presidente explicó que “Argentina y México serán los responsables de la cadena de producción de la vacuna para América Latina”, donde nuestro país se encargará de la producción de la sustancia activa de la vacuna y México del envasado.

“Esto nos permitirá contar con la vacuna entre 6 y 12 meses antes que el resto de los países”, adelantó Fernández. Y explicó que “es un inmenso desafío para la industria nacional y un reconocimiento para nuestro país”.

Para Fernández, esta posibilidad “pone a la Argentina en un lugar de tranquilidad” y le da la posibilidad de un acceso “inmediato”.

La vacuna contra el coronavirus que desarrolla la universidad británica de Oxford resultó “segura” y “entrena” el sistema inmunológico, según revelaron los hallazgos de las primeras fases del estudio, divulgados en los últimos días de julio.

La fórmula no presentó ningún efecto colateral grave en los 1.077 voluntarios, adultos sanos de entre 18 y 55 años, que produjeron respuestas inmunes de anticuerpos y células T que pueden combatir el virus, según los resultados del ensayo publicados en la revista médica The Lancet.

AstraZeneca es una de las farmacéuticas líderes en la carrera por encontrar una vacuna contra la enfermedad que ya causó miles de muertes en el mundo, junto con otras compañías que prueban candidatas en ensayos clínicos de etapas media y final. La firma dijo que una fase III de los ensayos de su vacuna potencial se está llevando a cabo actualmente en Reino Unido, Brasil y Sudáfrica, y que empezará pronto en Estados Unidos.

Los investigadores dijeron que la vacuna causó efectos colaterales leves más frecuentes respecto a un grupo de control, pero que muchos de éstos pudieron reducirse con paracetamol, sin que se detectaran efectos adversos graves.

La fórmula, que está siendo desarrollada a una velocidad sin precedentes, está hecha con un virus genéticamente fabricado que ocasiona el resfriado común en chimpancés. Los científicos lo han modificado en gran manera de forma que no pueda ocasionar infecciones en personas y para que se asemeje más al coronavirus.