DOS DELINCUENTES ARMADOS ENTRARON A UNA CASA EN PLENO CENTRO, ATACARON A UN MATRIMONIO Y ROBARON UNA FUERTE SUMA DE DINERO

Las víctimas tienen 77 años. El hecho fue esta mañana, entre las 8:30 y las 9:00. La vivienda está emplazada en San Martín al 300. El hombre sufrió hematoma en la ceja izquierda al ser golpeado por uno de los malvivientes

Dos delincuentes armados ingresaron a una vivienda ubicada en el centro de la ciudad, redujeron a un matrimonio en una habitación, golpearon al hombre y se escaparon con una fuerte suma de dinero, hoy a plena luz del día.

El violento atraco ocurrió esta mañana entre las 8:30 y las 9:00 en la casa de dos plantas del matrimonio de Eduardo Abásolo y Lidia Menna, ambos de 77 años, ubicada sobre la calle San Martín al 300, al lado de la librería Lecturas y a media cuadra del comité de la UCR.

Abásolo es veterinario, conocido en la ciudad como “Pechito”, y su esposa es escribana con Registro Notarial en la ciudad de América, cuyo adscripto es el escribano Abel Buil, ex senador provincial y hermano del ex intendente de Rivadavia y diputado nacional Sergio Buil.

Esta mañana los dos ladrones entraron aparentemente por los fondos de la vivienda empuñando una arma blanca, redujeron al matrimonio y los trasladaron hacia una habitación ubicada en la planta alta. Luego amedrentaron a las víctimas para que confesaran dónde tenían dinero en efectivo, informaron fuentes policiales a DataTrenque.

En un momento de mucha tensión, cuando los ladrones exigían la plata, el hombre se movió y uno de los malvivientes le dio un golpe en el rostro ordenándole que se quede quieto. El ataque le dejó un hemantoma en el ojo izquierdo, a la altura de la ceja.

Ante la violencia manifiesta, la mujer se habría quebrado y les habría indicado dónde estaba el efectivo. Los ladrones se alzaron con una fuerte suma de dinero que por ahora no trascendió el monto pero sería importante. La plata estaba muy bien escondida en un lugar puntual de la vivienda y estaba disponible para hacer un pago, según divulgaron de fuentes del caso.

Con el botín en sus manos, los ladrones se dieron a la fuga.

Más tarde, las víctimas pudieron sobreponerse al shock y pidieron auxilio a la policía y a la ambulancia del Hospital Municipal para atender al hombre quien sufrió lesiones de carácter leve. Durante toda la mañana y parte de la tarde trabajó la Policía Científica y DDI para recolectar información que encamine la causa radicada en la UFI N° 4, a cargo del fiscal Walter Vicente.