9 DE JULIO: EL SENTIMIENTO DE LIBERTAD VOLVIÓ A SOBREVOLAR CON INTENSIDAD COMO EN CADA ANIVERSARIO DE LA INDEPENDENCIA

El acto fue organizado por la Municipalidad de Trenque Lauquen en conjunto con la Escuela Especial n°501 Cacique Pincén, la Escuela Especial n°502 Sgto. 1° Carmen Ledesma, el Centro de Formación Integral n°1 Luis Perego, y el CEAT n°1

El Intendente Miguel Fernández encabezó esta mañana (jueves) el acto oficial por el 204° aniversario de la Declaración de la Independencia, que se desarrolló en el patio del Centro Cívico (Oro y Villegas) con una asistencia reducida debido a la emergencia sanitaria provocada por la pandemia de Covid-19 que en esta etapa obliga al “Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio” para prevenir la propagación de la enfermedad.

10

Además de Fernández se encontraban presentes las directoras de Educación y de Cultura del Municipio, Patricia Muñagorri y María Elena Bocca, respectivamente; el presidente del Honorable Concejo Deliberante, Alberto Rodríguez Mera; la jefa distrital de Educación Pública, Alejandra Marino; y la Inspectora de Educación Especial, Cecilia Pereyra; entre otras autoridades educativas y también policiales.

El acto fue organizado por la Municipalidad de Trenque Lauquen en conjunto con la Escuela Especial n°501 Cacique Pincén, la Escuela Especial n°502 Sgto. 1° Carmen Ledesma, el Centro de Formación Integral n°1 Luis Perego, y el CEAT n°1, instituciones que además realizaron un video institucional referido a la Declaración de la Independencia al que se puede acceder y compartir a través de las redes sociales de la Municipalidad.

En esta oportunidad el acto por el Día de la Independencia –declarado declarado de Interés Público y Municipal por el Decreto N° 915/2020- se desarrolló en el Centro Cívico, lugar emblemático en la historia de Trenque Lauquen, porque también se celebra hoy el 85° aniversario de la Escuela Municipal (también el Jardín n°901 hoy cumple 85 años). Por tal motivo se encontraban presentes alumnos de la institución portando las banderas de ceremonia.

12

El Himno Nacional Argentino fue interpretado por Marichi García, acompañada por los músicos Orlando Moro y Juan Caratcotche .

• LUCERO: “INDEPENDENCIA, ALGO QUE CONSTRUIMOS DÍA A DÍA”
La directora del CEATn°1, Edith Lucero, fue la primera en compartir su reflexión sobre la importancia de la Declaración de la Independencia. “Hace más de dos siglos, más exactamente hace 204 años, nuestro país comenzaba su historia como Nación independiente y soberana; cuando hacemos referencia a los hechos históricos nos parecen lejanos sin embargo al recordar las circunstancias que rodearon los sucesos de 1816 podemos encontrar puntos en común con nuestra realidad”, comenzó diciendo la profesora.

“En ese entonces nuestro país no pasaba por un buen momento, ni en lo político ni en lo económico, -agregó- existía aún la amenaza permanente por parte de España de continuar gobernándonos, de hecho las tropas realistas luchaban por mantener su poder, Güemes tenía entonces la ardua tarea y epopeya de repeler”.

Asimismo, consideró que “también existían conflictos internos porque no se llegaba a un consenso respecto del sistema político que debía implementarse, pero más allá de los desacuerdos y los inconvenientes los congresistas reunidos en Tucumán optaron por declarar la Independencia respecto de España”.

Como señaló Lucero, “presidía entonces la sesión el Diputado Juan Francisco Laprida; el secretario Juan José Paso hizo la lectura de la propuesta preguntando ‘¿Queréis que las provincias de la Unión sean Nación libre e independientes de los Reyes de España y su Metrópoli?’. Los diputados allí presentes aprobaron primero por exclamación y luego uno a uno expresaron su voto afirmativo, así se firmó el acta de la Independencia y Argentina era entonces un país libre y soberano”.

Sobre la relación con la actualidad, la docente indicó que “tal vez por el devenir del tiempo y la premura de nuestras vidas actualmente uno no dimensiona el verdadero significado de la misma, la declaración de la Independencia no se resume a un hecho histórico, es algo que todos construimos día a día, es un proyecto de país, la Independencia es disfrutar de los derechos pactados en nuestra Constitución, también cumplir con las obligaciones con absoluta responsabilidad, debemos ser independientes para poder poner en práctica nuestras ideas, para caminar, para transitar por donde queramos, para trabajar, para aprender, para poder vivir y proyectar y disfrutar en este lugar común”.

Lucero rescató la importancia de “ser libres para realizar cosas por nosotros mismos sin que nadie nos imponga condiciones, solo un pueblo que trabaja por la igualdad, reclama sus derechos, cumple con sus obligaciones y no olvida su pasado puede renovar ese compromiso de libertad que asumieron nuestros patriotas ese glorioso 9 de Julio”.

La profesora instó a no decepcionar “a quienes con valentía y decisión expusieron su vida y en muchos casos su patrimonio para que las generaciones venideras disfruten de la libertad tan ansiada, dejemos de lado nuestras diferencias personales y trabajemos juntos haciendo frente a las dificultades que se puedan presentar”.

Y aunque consideró que aunque “lejos estamos de alcanzar la madurez necesaria” para que todos los habitantes de nuestro país puedan vivir con dignidad, “creo que no es tiempo de responsabilizar a otros de nuestro destino, tengamos en cuenta que cada uno de nosotros somos responsables y protagonistas de este presente, que seguramente no es el que anhelamos pero debemos trabajar para un mejor futuro para el país, dejemos de pensar que la historia la hacen sólo los próceres, de visualizarla como una película de época en blanco y negro, la historia también la hacemos las personas comunes, cada uno de nosotros, es algo que construimos cada día con cada una de nuestras acciones y fundamentalmente entre otros”.

En este marco invitó a pensar “en aquellos próceres y en aquellas personas que expusieron sus vidas para defender la Patria, debemos ser justificación de aquellos muertos y próceres que nos dejaron una herencia, una tierra, un país, la libertad y un sentido de identidad, pero también un legado: continuar defendiéndola de quienes desde afuera pretendan quebrantarla y desde adentro de quienes no comprendan ni piensan en el bien común”.

11

Al respecto asintió: “Su ejemplo debe inspirarnos a todos los dirigentes, docentes, para motivar a todo ciudadano, niño y adolescente, para que volvamos a encauzarnos en la senda del progreso porque esa es nuestra lucha actual. Si ellos se pelearon por la libertad nosotros debemos pelear por la pobreza, por el olvido, por la corrupción, el odio, si ellos arriesgaron sus vidas, nosotros no podemos descansar hasta que el país vuelva a transitar el camino de la prosperidad”.

Según dijo la profesora, “el enemigo actual es el atraso, la inseguridad, la falta de infraestructura, debemos alcanzar y mejorar aún más la calidad educativa, esa tarea y ese esfuerzo que conlleva debe ser hecho entre todos, por eso debemos hacer nuestra parte y debemos educar a nuestros hijos para que sean dignos ciudadanos”.

“En otro tiempo luchar por la Patria era luchar contra los invasores, hoy luchar por la Patria es alcanzar el desarrollo, la innovación y el trabajo genuino”, añadió, para completar: “Toda sociedad tiene conflictos, su grandeza está en reconocerlos, en saber contenernos, en vivir productivamente con ellos, pero por sobre todas las cosas en vivir en paz”.

• NADIE ES LA PATRIA
A continuación, el director de Teatro e integrante del equipo de la dirección de Cultura Municipal, Francisco “Pancho” Rossi tuvo a su cargo la lectura de “Nadie es la patria”, Oda por el sesquicentenario que fue escrita por Jorge Luis Borges en el año 1966

• MUÑAGORRI: “PENSAR EN SER LIBRES E INDEPENDIENTES ES PENSAR EN LA EDUCACIÓN”

La directora de Educación del Municipio, Patricia Muñagorri, dejó su reflexión sobre la Independencia, la importancia de la Educación y rescató la trayectoria y el aporte a la comunidad de dos instituciones que están cumpliendo 85 años: la Escuela Municipal y el Jardín 901.

“El 9 de Julio de 1816 los representantes de las Provincias reunidos en el Congreso Constituyente realizado en Tucumán firmaron la declaración de la Independencia de las provincias Unidas en Sudamérica y la afirmación de la voluntad de investirse del alto carácter de una Nación libre e independiente del Rey Fernando VII, sucesores y metrópoli y posteriormente se agrega de otra dominación extranjera”, comenzó diciendo Muñagorri.

“De este modo con el proceso político iniciado con la Revolución de Mayo se asumió por primera vez una manifiesta voluntad de emancipación -agregó- la declaración de la Independencia en 1816 señaló el punto de partida de un largo proceso de construcción de la Nación y del estado independiente”.

Al respecto sostuvo que “la consolidación de la Argentina como espacio independiente del reino de España implicó transitar un camino complejo que admite diversas interpretaciones”.

“La situación internacional, la vuelta de los regímenes monárquicos en Europa luego de la caída de Napoleón Bonaparte y los intentos de recuperar los territorios perdidos aceleraban los procesos a lo que se sumaba la firme convicción y la insistencia de San Martín en la necesidad de declarar la independencia para llevar adelante el plan continental que consistía en la liberación de Chile y Perú”, apuntó Muñagorri.

En este marco la profesora señaló que “la revolución y la guerra fueron el escenario común, revolución y guerra muestran los engranajes de una creación cuya dinámica estaría caracterizada por la militarización de la política, es decir por la dificultad de superar pacíficamente los conflictos”.

Y apuntó que “la idea de la independencia estuvo asociada en sus inicios con la idea de la emancipación, una idea clave de la modernidad, concepto desarrollado por el Iluminismo y abordado como el deseo social de desprenderse y vivir sin una tutela, fueron tiempos convulsionados, de turbulencias, de crisis y de incertidumbres”.

“La independencia construyó un nuevo horizonte para pensar la libertad y la igualdad, posibilitó nuevas oportunidades para las clases populares, creó un contexto más favorable para la demanda de derechos de distintos grupos, brindó oportunidades de ascenso social antes desconocidas y en algunos aspectos importantes abrió la posibilidad de desafiar a las jerarquías sociales existentes”, enfatizó.

Tras marcar la importancia de la declaración de la independencia, Muñagorri apuntó “al ideario que estuvo presente en el discurso independentista porque pensar en ser libres e independientes es pensar en la educación”.

Muñagorri explicó que “entre los motivos incluidos en el manifiesto que hace el Congreso General Constituyente de las Provincias Unidas de Sudamérica, que se redacta un año después de la declaración de la independencia se hace mención a la educación, criticando sus contenidos, recordemos que en ese momento la educación estaba impartida por el Cabildo, los conventos franciscanos y las misiones jesuíticas, y se impulsaba la creación de nuevas instituciones ya hablando como una educación pensada desde un programa científico”.

Para Muñagorri “hablar de educación en esa época es traer la figura de Manuel Belgrano en el año del Bicentenario y en sus ideas vemos la preocupación por la educación y por lograr un bienestar que ya aparecía no solo como algo material sino humano, sensible ante los habitantes de la campaña, propone que los niños aprendan sus primeras letras, a contar, a leer y a escribir, proponía la creación de escuelas poniendo énfasis en la educación de la mujer”.

Y agregó: “De esta manera bajo el paraguas de la independencia la educación pública empezaba a cobrar fuerza, posteriormente la conformación del estado nacional y las corrientes político-educativas definen el siglo XIX y principios del XX y serán quienes a posteriori aborden a la educación como herramienta de cambio y de transformación, la educación liberadora vendría después, la que propicia la reflexión, la libertad de pensamiento y de acción, la educación inclusiva con un nuevo paradigma es hoy el nuevo enfoque de derechos”.

• DOS INSTITUCIONES EMBLEMÁTICAS
En este marco, la directora de Educación recordó que “en nuestra localidad dos instituciones de fuerte arraigo y que nacieron juntas cumplen 85 años de vida: la Escuela Municipal y el Jardín 901”.

“Pareciera que nuevamente bajo el paraguas de la independencia, la educación motora de los cambios llegaba a Trenque Lauquen para quedarse y permanecer en nuestra comunidad- agregó- también fueron tiempos difíciles, recordemos el año 1935 y lo que significaba para aquella época nuestro país”.

Muñagorri reconoció “a quienes cuidaron e hicieron grandes a ambas instituciones, en particular a sus docentes, alumnos, familias, empleados municipales y a toda la comunidad”.

Como conclusión la docente señaló: “En este nuevo aniversario podemos afirmar que la independencia se nos fue brindada como tarea y no como hecho consumado, la libertad como un bien que debe ser siempre buscado y permanentemente defendido” y consideró que “reactualizar las aspiraciones por lograr mayor libertad e igualdad y reafirmar la voluntad popular por dirigir nuestros destinos en momentos de grandes incertidumbres es nuestro gran desafío, refuerza los lazos y fortalece nuestras convicciones colectivas”.