MOMENTOS DE ANGUSTIA: DENUNCIARON LA DESAPARICIÓN DE UN NENE DE 6 AÑOS Y TRAS UN AMPLIO RASTRILLAJE POR LA CIUDAD APARECIÓ EN SU PROPIA CASA

Unos 100 autos entre amigos, vecinos y efectivos policiales rastrillaron gran parte de la ciudad. El nene se había dormido abajo de su cama. Todo terminó en una buena noticia

Un nene de 6 años mantuvo en vilo a la ciudad cuando sus padres denunciaron su desaparición y se disparó un amplio dispositivo rastrillaje que incluyó a unos 100 vehículos de vecinos y efectivos policiales de civil y con patrulleros.

Eugenio había estado temprano en horas de la tarde con su padre realizando actividades, y cerca de las 17:00 volvieron a su casa ubicada en la calle Carlos Gardel al 1500, según relataron fuentes policiales a DataTrenque.

Tiempo después sus padres comenzaron a buscarlo pero no lo encontraron, salieron a averiguar por el barrio y no hubo novedades. La desesperación y la angustia creció al ritmo de la cantidad de amigos y vecinos que se fueron sumando al ratrillaje. También se realizaron publicaciones en todas las redes sociales y la imagen del menor desaparecido se viralizó por los grupos de WhatsApp.

El padre radicó formalmente una denuncia en la Comisaría Primera por averiguación de paradero desde donde se amplió el operativo rastrillaje que llegó a cubrir puntos muy distantes de su domicilio, como por ejemplo el Barrio Parque.

La imagen de ese momento era la de un nene de 6 años que deambulaba solo por la ciudad con pantalón rojo, buzo azul y calzando crocs. El frío y las horas sin sol generaban más preocupación.

Finalmente, y tras una hora de búsqueda sin cesar, la policía y los padres volvieron a revisar cada sector de la casa, y finalmente lo encontraron. Todo el tiempo estuvo durmiendo debajo de la cama, en su propio cuarto, en su casa. Sin correr riesgo.

A esa altura, el barrio estaba colapsado de vecinos y agentes policiales que al ver al niño sano y salvo comenzaron a aplaudir para recibir la buena noticia.