GERIÁTRICO DEL HORROR: RADICARON DOS DENUNCIAS MÁS Y COMPROBARON LESIONES EN OTRA ABUELA

Se trata de exposiciones espontáneas. Una por parte de una persona que dijo conocer el lugar. Y otra del familiar de una abuela que había estado tiempo atrás en el lugar

GERIATRICO 2
En dos actuaciones por separado, pero que apuntan a un mismo caso, un vecino radicó una denuncia contra el geriátrico de Roca y Pincén dando cuenta del ambiente de hacinamiento y maltrato que sufrían las residentes, y por otro lado, pero en la misma sintonía, el familiar de una abuela que había estado en esa casa hasta hacía poco tiempo formuló una exposición dónde pudo comprobarse las lesiones sufridas por la mujer.
Las dos nuevas denuncias contra el “geriátrico del horror” fueron realizadas ayer en horas de la tarde en la sede de la Comisaría de la Mujer y la Familia, luego de que trascendiera públicamente el operativo para inspeccionar el lugar y rescatar a las abuelas residentes.
Las dos denuncias fueron trabajadas con premura y precisión por parte del personal policial y en la misma jornada fueron elevadas a la UFI N° 4 de modo que el fiscal Walter Vicente las anexó al expediente madre por “averiguación de presunto ilícito” contra Celia Cabanilla, de la localidad de América, e Isabel Cenizo, de Trenque Lauquen.
La primera denuncia fue radicada por una persona que no es familiar de ningún abuelo pero sí dijo tener conocimiento del maltrato y las graves situaciones a las que eran sometidos los abuelos, brindando detalles del funcionamiento del geriátrico clandestino de tiempo atrás.
foto geriatrico
Paralelamente, la Comisaría de la Mujer y la Familia también recepcionó el testimonio de un familiar de una abuela que había estado alojada en ese lugar hasta hacía pocos días y, tras un reconocimiento médico legal a la abuela, se constató que tenía lesiones en la zona de la espalda de carácter leves.
En los dos casos, que se presentaron de manera espontánea, se deja traslucir que no se trataba de un ambiente saludable ni que tuviera los cuidados que se requieren para estos casos, más allá de la ausencia de habilitación para funcionar como geriátrico.
Recordemos que la causa se inició de oficio desde la Comisaría Primera a raíz de la viralización de videos que mostraban la grave situación en la que estaban 9 abuelas, muchas de las cuales se pudieron confirmar en el procedimiento.