LA U20 SALIÓ DEL “ENCAPSULAMIENTO”: RECUPERÓ AL 70% DEL PERSONAL Y LIMITÓ EL REGRESO DE AGENTES QUE RESIDEN EN ZONAS DE CONTAGIO VIRAL

Se retomaron las actividades habituales diarias de los internos, con protocolo de distanciamiento. Y se montó un “Hospital de Campaña” para atender a eventuales casos leves y evitar que ingresen a la ciudad

La Unidad Penal N° 20 de Las Tunas salió del método sanitario de “encapsulamiento” y retomó su régimen de funcionamiento habitual incorporando a casi el 70% del total del personal, a excepción de los agentes con certificado médico por Covid-19 y aquellos que residan en distritos de circulación viral, según informaron fuentes penitenciarias a DataTrenque.

u20

La salida del “encapsulamiento” se dispuso la semana pasada tras una reunión que mantuvieron las autoridades sanitarias de la Municipalidad de Trenque Lauquen con las del Servicio Penitenciario bonaerense, y luego de analizar la evolución de los casos positivos y los contactos estrechos, y la situación que atravesaron los agentes que fueron aislados, no llegaron a contagiarse y siempre se mantuvieron en cuarentena con buena salud.

De esta manera, la U20 fue reincorporando primero a los agentes que no se contagiaron, superaron la cuarentena y no fueron estrechos de los positivos y luego, a medida que fueron dados de alta por el sistema sanitario, a los que estuvieron aislados.

Además, también volvieron a cumplir sus tareas con la modalidad habitual los efectivos que residen fuera de Trenque Lauquen en distritos donde no hay circulación viral, como por ejemplo en Saavedra o Pigüé.

Por otro lado, fue limitado el regreso del personal que reside en ciudades con casos de coronavirus, como por ejemplo agentes que viven en Santa Rosa, Olavarría o Bahía Blanca. En estos casos fueron comisionados a las Unidades más cercanas a sus domicilios.

u20

Con las reincorporaciones, la planta estable de la U20 llega a casi el 70% del personal de tal manera que se retomaron las actividades habituales diarias para los internos, siempre respetando los protocolos de distanciamiento.

Al mismo tiempo, se puso en marcha un “Hospital de Campaña” para atender eventualmente algún contagio leve dentro de la Unidad y poder tratarlo sin necesidad de trasladarlo al Hospital Municipal y al mismo tiempo aislarlo del resto.

El denominado “Hospital de Campaña” se montó dentro de la Escuela del Penal y se equipó con 10 camas, con posibilidad de ampliarlo. También se dispuso de personal especializado para la atención de pacientes que fueron equipados con toda la indumentaria de protocolo para su protección.