LA VIUDA DEL PESCADOR FALLECIDO EN LA LAGUNA DEMANDÓ A LA MUNICIPALIDAD Y A LA PROVINCIA

Joana Rincón inició una demanda civil por daños y perjuicios que incluye a título personal al intendente, funcionarios municipales, al concesionario de la filetera de Beruti, al empleador del pescador y a la compañía aseguradora

BUSQUEDA movil h

La viuda del pescador fallecido en la Laguna Las Tunas Grandes, Joana Rincón, inició una demanda civil contra el Estado de la Provincia de Buenos Aires, el Estado Municipal de Trenque Lauquen, el intendente Miguel Fernández, funcionarios municipales, el concesionario de la filetera de Beruti, el empleador de la víctima fatal y una empresa aseguradora.

Si bien en esta primera instancia del proceso no se especifican pormenores de la demanda, el reclamo de los familiares del malogrado Nicolás Peñaloza persigue determinar quién o quiénes fueron responsables de la muerte del joven pescador.

Además, al tratarse de una demanda por daños y perjuicios en un caso que terminó con un fallecimiento, se entiende que habrá un reclamo por una indemnización económica.

Concretamente, la viuda de Peñaloza y la hermana de la víctima fatal, Julieta, denunciaron a la Municipalidad de Trenque Lauquen; Gobierno de la Provincia de Buenos Aires; Provincia Seguros ART; al intendente, Miguel Fernández; la subsecretaria de Desarrollo Económico, Clarisa Fabris; el Delegado de Beruti, Daniel Fernández; el explotador de la filetera berutense, Esteban Sardi; el empleador de la víctima, Juan Francisco Echeverría; y al inspector de pesca, Rubén Darío Zaccarelo.

busqueda buzos tacticos

Según pudo establecer DataTrenque, las partes ya fueron notificadas de la denuncia y ahora se espera una audiencia de mediación convocada para el próximo 30 de noviembre, donde se expondrá la pretensión de la parte demandante que busca esclarecer la cadena de responsabilidad por el hecho ocurrido, concretamente si existe responsabilidad del Estado y de sus funcionarios.

La demanda se fundamentaría en que la actividad de la pesca comercial es regulada por el Estado Provincial, autorizando los permisos para ingresar a las lagunas del distrito. En referencia al Municipio, el argumento se basaría en el entendimiento que el mismo habilitaría las lanchas y sus salidas, determinando horarios y días de la semana, y condiciones meteorológicas apropiadas para la actividad.

En este aspecto, la familia cuestiona el contexto en el cual Peñaloza salió a pescar el día en que falleció, y las condiciones laborales, de higiene y seguridad, en el ejercicio de su actividad apuntando a quienes cumplen el rol de la fiscalización y a los empresarios que extraen el pescado, lo procesan y lo comercializan.

Para las demandantes, “quien permitió o no impidió que ese día el pescador saliera de la laguna, fue el estado Provincial y/o Municipal, por omisión o falta de fiscalización”.