“LOS OPERADORES”: TODOS SE NEGARON A DECLARAR Y LOS 5 MÁS IMPORTANTES DE LA RED FUERON A COMISARÍAS DE LA REGIÓN

El fiscal calificó el caso como “estafas reiteradas y asociación ilícita en concurso real”. Todos están imputados de formar parte de la organización. 32 fueron liberados

estafas cuento del tio telefonico 1Los 37 aprehendidos acusados de formar parte de una red de estafadores telefónicos que operaban en un “call center” en el conurbano bonaerense y tenía víctimas en Trenque Lauquen y la región se negaron a declarar hoy ante el fiscal Juan Martín Garriz, todos.

Al mismo tiempo, la Justicia decidió otorgar la libertad a 32 de los sospechosos, que quedaron imputados en el expediente, y dejó pendiente de resolución de su situación procesal a 2 mujeres y 3 hombres, que serían las figuras más importantes en la estructura de esta organización. Las mujeres fueron trasladadas a la Comisaría de Carlos Tejedor y los hombres a la de Dudignac.

Además, el fiscal Garriz tras procesar más información de la investigación y a la luz de los roles que ocupaban algunos de los aprehendidos en la red, decidió calificar la causa con los delitos de estafas reiteradas y asociación ilícita en concurso real.

De acuerdo a la investigación, caían en la trampa entre 15 ó 20 personas por día y calculan que recaudaban, mediante esta estafa, un promedio de 2 millones de pesos por mes.

estafas cuento del tio telefonico 2El operativo del cual participaron casi 100 efectivos policiales de distintas participaciones fue coordinado ayer en Quilmes y Moreno por efectivos de la DDI Trenque Lauquen, quienes lograron desmantelar esa organización delictiva con la detención de 37 personas, entre ellas su cabecilla, un hombre de 48 años.

La investigación se inició a mediados de 2018 luego de que varias personas residentes en las ciudades de Casares, Trenque Lauquen, Pehuajó y Henderson, entre otras del interior bonaerense, denunciaron haber sido estafadas tras acordar un préstamo personal.

El modus operandi de los delincuentes consistía en ofrecer créditos a tasas muy bajas y casi sin requisitos, y para ello solicitaban un depósito previo en concepto de gastos administrativos. Ese monto podía variar de 3 a 15 mil pesos, de acuerdo al caso.